20 de Septiembre de 2018

Opinión

'La Maestra' se niega a morir

Ante el inminente regreso de Elba Esther, la PGR ahora la acusa por evasión fiscal por 2 millones 190 mil pesos.

Compartir en Facebook 'La Maestra' se niega a morirCompartir en Twiiter 'La Maestra' se niega a morir

Cuando todos la creían bien muerta, Elba Esther Gordillo, desde su fría celda y luego de cabildear con la “catrina”, lanzó un reclamo de ultratumba para exigir ahora que se le conceda un amparo liso y llano contra las acusaciones que presentó en su contra la PGR, pues argumenta ser una víctima pura e inocente.

Conocida popularmente como la mamá de “Chucky” y poseída por la maldad, la muy “viva” desea regresar como zombi al mundo de los mortales para vengar su encierro y muerte chuayffetiana.

El gran temor de que la muerta viviente del SNTE vea nuevamente la luz del día ha llenado de terror a los funcionarios de la PGR, quienes, sin más tardanza y precipitadamente, echaron una palada más de negra tierra a su tumba con una nueva acusación, ahora por evasión fiscal por 2 millones 190 mil pesos, lo que hará más difícil remover su tan pesada lápida que luce el epitafio: “Aquí yace una guerrera; como guerrera murió”, ya que un juez prontamente la sujetó a proceso penal por ese nuevo delito, además del que se le sigue por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por casi 2 mil millones de pesos.

Para qué cobrar vida y regresar al panteón sindical pues, todos sus cuadros de dirigencia andan fríos y bien muertos en sus respectivos estados; apestan entre las bases magisteriales pues desde hace años no se acercan a las catacumbas seccionales.

El lúgubre ambiente de panteón que reina en sus locales ha propiciado que los maestros decidan cambiar de escenario y reagruparse en la CNTE o en nuevos sindicatos estatales. Hoy los legionarios de la mamá de “Chucky” luchan desesperadamente por abandonar su tumba; su lápida es tan  aplastante como el membrete frío y hueco de sus agremiados a quienes el despilfarro y la macabra corrupción sindical los redujeron a cenizas.

Los estertores de su lenta muerte emergieron en Tamaulipas, donde los maestros sepultaron a la Sección 30 del SNTE y a su secretario general, Rafael Méndez Salas, para unirse al Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación en México (SITEM) que encabeza Miguel Ángel Tovar Tapia.

Los maestros comentan que el SNTE anda como “zombi” acosándolos para  que se afilien nuevamente a la sección 30 y evitar la denuncia legal donde exigen que les regrese el dinero de las cuotas que se les cobraron durante años. Elba Esther: “Aquí yaces y haces bien, tú descansas, y yo también”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios