13 de Diciembre de 2017

Opinión

La mariguana: el debate está abierto

En México, Uruguay, Brasil, Guatemala, Costa Rica, Canadá, en decenas de países, el asunto ocupa los debates entre expertos.

Compartir en Facebook La mariguana: el debate está abiertoCompartir en Twiiter La mariguana: el debate está abierto

Cl debate está abierto y es, como pocas veces en la historia, tema de controversia: la legalización de la mariguana en dos estados de Norteamérica: Colorado y Washington, fue el detonante. En México, Uruguay, Brasil, Guatemala, Costa Rica, Canadá, en decenas de países, el asunto ocupa los debates entre expertos, alegres consumidores, políticos y médicos.

Pero, ¿sabía usted que la prohibición de su cultivo, uso y consumo (que no son lo mismo), en el mundo y especialmente en Estados Unidos tiene apenas un siglo y que antes de esa decisión la mariguana (hemp para los gringos) servía para tantas cosas como curar el asma, hacer vestidos y cordeles?

La enmienda 64 a la Constitución de Colorado devolvió las cosas al estado en que se hallaban antes del 10 de agosto de 1913, cuando se vendía sin problemas en las farmacias de Estados Unidos como analgésico y su fibra se transformaba en papel, aceite, cuerdas de cáñamo y en un textil mejor que el algodón, dice Carmen Álvarez, de Excélsior (11-Nov-2012). Esa enmienda aprueba regular la venta y posesión de pequeñas cantidades de mariguana a mayores de 21 años y sienta las bases para  reglamentar su distribución, cultivo y procesamiento como se hace con el alcohol, sus usos médicos y la industrialización de la yerba con menos resina sicoactiva, señala la periodista.

California, primer estado de la Unión que criminalizó la mariguana fue también el primero que la bautizó con el “mexicanísimo nombre de mariguana”, ya que antes se le conocía como hemp, dice la periodista.

Uno de quienes más festejaron el levantamiento de la prohibición fue William A. Chengelis, líder del Partido Mariguana, a quien Álvarez entrevistó en Denver. “Ganamos en un momento histórico”, afirmó un eufórico Chengelis, aunque hay quien dice, entre otros el ex canciller Jorge Castañeda, que se trata de una victoria pírrica, puesto que la legislación federal sigue vigente en todos los estados de la Unión y la medida genera conflictos con otros países, entre ellos México, donde en el sexenio del presidente Calderón han muerto más de 65,000 personas, entre traficantes, ciudadanos inocentes y “daños colaterales”.

Blair T. Longley, presidente del Partido Mariguana de Canadá, opinó que México no podrá sustraerse a la tendencia legalizadora en Estados Unidos, en Portugal y en el mundo y que “no sería sorprendente que los mismos traficantes que hicieron fortuna con la mariguana en México se dediquen en unos cuantos años a su venta legal como sucedió con la mafia de la Prohibición del Alcohol  (1920-1933)”.

En declaraciones a la CNN, el ex canciller Castañeda (2000-2003) dijo que el equipo del presidente electo, Enrique Peña Nieto, debe replantear su estrategia contra el narco.

Castañeda, coautor del libro El narco: la guerra fallida, calificó de “aberrante” que México siga “poniendo los muertos” mientras en Estados Unidos avanza la legalización de la cannabis.

Entrevistado por Carmen Aristegui desde los estudios de CNN en Atlanta, Castañeda dijo que la legalización de la mariguana en diversas entidades de Estados Unidos es un tema importante para México, dado que el país produce enormes cantidades de mariguana, en tanto que prácticamente es nulo productor de cocaína y heroína.

El analista Rubén Aguilar, coautor con Castañeda de El narco: la guerra fallida, dijo a CNN México que “el mundo camina ahí, desde que el presidente Calderón asumió el poder en México y decretó la guerra. El problema en México es el tránsito hacia esos mercados que ahora van a demandar más producto y eso implica entonces que México se tenga que replantear su propio paradigma prohibicionista y punitivo, cuando ya el país que consume y que lava más dinero del mundo, los Estados Unidos, toma otras políticas”.

En la opinión de quien fue vocero del presidente Vicente Fox, dice CNN, “esto debió haber sido visto por el gobierno de México, antes de haberse metido en esta absurda guerra”. Aguilar se pronunció por “abrir el consumo también (en México), pues México es un consumidor “muy marginal”.

En contraste, Eric Olson, director asociado del Instituto México del Woodrow Wilson Center de Washington D.C., dijo a CNN México que “todavía no hay resolución sobre ese tema, así que en un primer momento México debe no concluir que la política ha cambiado en EU”.

Explicó que si bien a niveles estatales empieza a haber un sentimiento muy local de que hay que pensar nuevas políticas en cuanto a la droga, la política oficial federal de la nación sigue totalmente opuesta y totalmente prohibicionista.

“Podemos concluir que hay un nuevo espíritu de debate que empieza a verse y notarse en Estados Unidos sobre el tema de la mariguana pero estamos muy lejos de un consenso nacional sobre este tema (...) si hay triunfos en cada vez más estados pues se le hará más complicado a los federales pero esa política no está clara todavía”, dijo Olson.

Enrique Peña Nieto, en un artículo publicado en The New York Times tras su triunfo electoral, dijo que continuaría la lucha contra los cárteles, pero advirtió que la “estrategia debe cambiar”, a la luz de los más de 60,000 muertos en los últimos seis años, y las críticas que esta guerra ha despertado en los grupos defensores de derechos humanos. “Las políticas actuales deben ser reexaminadas”, dijo.

Miguel Ángel Osorio Chong  y Jorge Carlos Ramírez Marín, coordinadores del equipo de transición de Peña Nieto en materia de seguridad, dijeron recientemente en el programa de CNN México Opina que las estrategias del próximo gobierno serán modificadas.

Un reporte de National Institute on Drug Abuse (NIDA) estadounidense dice que de acuerdo con la NSDUH del 2009, la mariguana es la droga ilícita de uso más difundido en ese país (16.7 millones de personas de 12 años de edad o mayores la usaron en el mes anterior a la encuesta). Ese año, el 76.6 por ciento de las personas encuestadas reportaron ser usuarios actuales (que se define como aquellos que han usado la droga por lo menos una vez en los 30 días anteriores de haber participado en la encuesta), y en el caso del 58 por ciento de ellos, la mariguana era la única droga que habían consumido.

El consumo de la mariguana, dice NIDA,  está muy difundido entre los adolescentes y los adultos jóvenes. El Estudio de Observación del Futuro, una encuesta anual sobre el consumo de drogas entre los estudiantes de la escuela media y secundaria de los Estados Unidos, reporta que en la última década se ha visto una disminución en la mayoría de las categorías utilizadas para medir el consumo de mariguana entre los estudiantes de 8º, 10º y 12º grado.

La Red de Alerta sobre el Abuso de Drogas (DAWN, por sus siglas en inglés), un sistema de monitoreo del impacto de las drogas en la salud, calcula que en el 2009 la mariguana fue un factor contribuyente en más de 376,000 visitas a las salas de emergencia en los Estados Unidos.

La mariguana, explica NIDA, es una mezcla gris verdosa de hojas, tallos, semillas y flores secas y picadas de la planta de cáñamo, Cannabis sativa. A menudo se la conoce como “hierba”, “yerba”, “mota”, “mafú”, “pasto”, “maría”, “monte”, “moy” y “café” en español o “pot”, “grass”, “reefer”, “weed”, “herb”, “Mary Jane” o “MJ” en inglés. La mayoría de los usuarios fuman mariguana en cigarrillos hechos a mano llamados “porros” o “canutos” (que se conocen en inglés como “joints”), entre otros muchos nombres.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios