12 de Diciembre de 2017

Opinión

La palabra, plata; el silencio, oro

Esta semana amanecimos con la noticia de que el Gobernador va areestructurar el Gobierno, fusionando Secretarías y oficinas. Mi comentario de hoy va en torno a ...

Compartir en Facebook La palabra, plata; el silencio, oroCompartir en Twiiter La palabra, plata; el silencio, oro

Esta semana amanecimos con la noticia de que el Gobernador va a
reestructurar el Gobierno, fusionando Secretarías y oficinas. Mi comentario de hoy va en torno a esta noticia, la cual dividiré en tres puntos:

1. Rolando Zapata pretende crear la Secretaría de Administración y Finanzas y la Agencia de Administración Fiscal; y desaparecerá las Secretarías de Planeación y Presupuesto, Hacienda y Oficialía Mayor.

No es que el gobernador esté esperando mi aprobación, pero de todos modos se la daré. Me parece que es un acto sensato de ahorro de recursos y sin duda las actividades administrativas serán más ordenadas y eficientes.

Leyendo entre líneas, y siguiendo el dicho aquel de piensa mal y acertarás, también es una perfecta oportunidad para quitarse de encima a los funcionarios que no son de su grupo pero que sí representaban un compromiso con su antecesora. Será interesante ver quiénes quedarán al frente de esas nuevas dependencias, quiénes sobreviven y quiénes se quedarán de lado.

2. Otra de las propuestas es el cambio de nombre de la Secretaría de Política Comunitaria, por Desarrollo Social; y la Secretaría de Fomento Agropecuario y Pesquero, por Desarrollo Rural. Con esto los más contentos deben ser Nerio Torres y Felipe Cervera, ya que en principio eso les ayudará a posicionarse, con nombres sencillos y amigables. Con este cambio de nombre, la proyección de Nerio y Felipe sigue en igualdad de condiciones. Veremos cómo lo aprovecha cada quién.

3. Finalmente, el cambio más riesgoso, desde mi punto de vista, es la desaparición de la Coordinación de Comunicación Social, que tenía estatus de Secretaría, para ser una oficina dependiente de la Secretaría de Gobierno.

Y me parece un riesgo porque la comunicación es una herramienta, no solo para crear percepción, sino como retroalimentación para entender y atender lo que realmente necesita la población. Siempre he dicho que un área de comunicación en todo gobierno debe investigar con la sociedad, operar con los medios y mantener un buen clima laboral, sin que se convierta en un área exclusiva de publicidad gubernamental o personal.

El mensaje que se está enviando de inicio es fuerte: la comunicación parece no ser prioridad en este Gobierno, se le ha degradado. Da la impresión de que por el abuso de la antecesora se está castigando el área y en un gobierno con tantos cambios y mensajes que enviar, conviene tener a los medios como aliados. Si me preguntan, yo hubiera dejado la Coordinación de Comunicación Social a cargo de gente capaz de mantener el sello del Gobernador y mantenerlo durante toda la administración; y que también sepa trabajar al interior, para acabar con rencillas y divisiones por grupos políticos que puedan afectar el trabajo al exterior. Hay mucho qué decir, eso es comunicación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios