20 de Agosto de 2018

Opinión

La paternidad múltiple

A muchos investigadores les cuesta creer que los humanos, hace 50 mil años, nos desenvolvíamos en familias nucleares (padre, madre e hijos) y sosteníamos relaciones monógamas.

Compartir en Facebook La paternidad múltipleCompartir en Twiiter La paternidad múltiple

Se consideraba algo extraño que una mujer no tuviera múltiples parejas sexuales…”, sentenció Robert Walker, quien dirigió un estudio sobre la paternidad múltiple.

A muchos investigadores les cuesta creer que los humanos, hace 50 mil años, nos desenvolvíamos en familias nucleares (padre, madre e hijos) y sosteníamos relaciones monógamas.
Ahora se piensa que las mujeres solían tener interacciones sexuales y romances con más de un hombre al mismo tiempo e, inclusive, con otras mujeres. Misma historia con los hombres.

Por supuesto, el concepto del matrimonio de por vida era inexistente y eso no quiere decir que todo era un río de promiscuidad. Sí, se acostaban con diferentes personas, pero vivían en pequeñas comunidades donde todos se conocían mejor de lo que una pareja moderna se llega a conocer en su matrimonio. 

La paternidad era diferente, muy alejada a los valores familiares tradicionales. Los niños no eran criados por parejas, sino por la comunidad entera. Por supuesto, la madre era muy importante, ella tenía el mayor cuidado de ellos, pero otros adultos la ayudaban. 

El concepto de la paternidad, que ahora es central en muchas culturas, no existía. Los hombres no podían estar seguros de quién era el verdadero padre biológico y, más importante aún, en esa época no se sabía que sólo un hombre, o uno de sus espermatozoides, era quien lograba fecundar al óvulo de la mujer. 

Las tribus en esas épocas creían que los niños tenían muchos papás, una paternidad colectiva. Que varios hombres, con su semen, fecundaban a la mujer y juntos concebían al nuevo ser.
Pensaban que una buena madre debía acostarse con diferentes hombres durante el embarazo para conseguir que su hijo obtuviera las cualidades de ellos.

Es por eso que los psicólogos evolutivos creen que muchos de los problemas en las relaciones sexuales, románticas y familiares se deben a una incompatibilidad de nuestra programación biológica y de las condiciones de nuestra vida actual. 

Nos programaron decenas de miles de años atrás y no hemos tenido tiempo de actualizar el chip: altas tasas de divorcios, infidelidad, traumas de la niñez, dificultades psicológicas, etc. ¿Vivimos forzando nuestra propia naturaleza?

Es sólo una teoría. Y como se imaginará, una teoría ampliamente rechazada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios