20 de Noviembre de 2018

Opinión

La preponderancia ya no es lo que era

Si el gobernador del Edo. de México afirma que la violencia en la entidad es atípica y pasajera como las inundaciones anuales en el Bordo de Xochiaca.

Compartir en Facebook La preponderancia ya no es lo que eraCompartir en Twiiter La preponderancia ya no es lo que era

¿Para eso trajeron a Monte Alejandro Rubido en lugar de Mondragón y Kalb, nomás para que viniera a perturbar la santa paz del Edomex? Si el gobernador afirma que la violencia en la entidad es atípica y pasajera como las inundaciones anuales en el Bordo de Xochiaca, debe ser verdad. No entiendo por qué el coordinador de Seguridad tiene que andar diciendo que en Zacazonapan se requiere del apoyo federal, porque aquello ya parece Tierra Caliente. Y claro, para no generarle un malestar a su jefazo de Los Pinos, siendo tan sacrificado y bondadoso, eligió declarar, seguramente contra la realidad, que en efecto sí requiere, como dirían los Beatles, de una pequeña ayuda de sus amigos.

Lo bueno de que en caso de que surja algún problemita  siempre se podrá intervenir el presidente del PRI, Camacho Quiroz, para que no quede huella que no que no. Ahí está el caso del ex gobernador de Durango, Hernández Deras, cuya comisión investigadora desapareció misteriosamente como la ley antimarchas de Quintana Roo. Bueno, como dice ese admirable liberal que es el ciudadano Borge, no es marcha atrás, es revisión; la cosa es que al final tres personas juntas serán una multitud fundamentalmente sospechosa, aunque sea un menáge a trois.

Como sea, en estos días hay que ser disciplinado (por eso don Eruviel se cuadró, antes de que le mandaran un comisionado, o que lo acusaran como a doña Marisela Morales de usar en exceso a El Pitufo para sus michoacanazos), sobre todo antes de que te carguen cualquier muertito, incluyendo al del Pacto por México que parecía que había revivido con la unión de Cecilia Romero y Jesús Zambrano en contra de las leyes secundarias peñistas. Luego en el PAN de pronto descubrieron que son una obra cumbre del pensamiento posmoderno. Y es cierto, gracias esto ahora la preponderancia ya no es lo que era, un peligro para México.

Digo, para preponderantes los barristas panboleros que telenoveleramente dicen que han sido criminializados y amenazan con tomar el estadio Azteca cual cultísimo okupas anorkos del auditorio Che Guevara en CU. O aquellos que desde lo reclusorios extorsionaban con celulares que la autoridad salinísticamente ni oía ni veía. Ahora Renato Sales, el zar antisecuestro, encontró milagrosamente dos salidas: tecnología para bloquear las llamadas que decían que no existía y que su operación se realice fuera de las cárceles. O sea.

El que prepondera primero, prepondera dos veces.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios