22 de Septiembre de 2018

Opinión

La presencia de lo olmeca en otras regiones de Mesoamérica

Transcurrió el tiempo y ocurrieron crisis en las que cesaron las relaciones políticas y económicas de la era olmeca.

Compartir en Facebook La presencia de lo olmeca en otras regiones de MesoaméricaCompartir en Twiiter La presencia de lo olmeca en otras regiones de Mesoamérica

Durante el Preclásico Tardío permanecen las obras y los sucesos que se ligan con el fenómeno olmeca. Entre ellos podemos mencionar el caso de la cultura Mezcala, en donde se expresa nuevamente la estrategia de abstracción, sobre todo, en la talla de la piedra  con representaciones de figuras antropomorfas. A decir verdad, estos fenómenos culturales son una clara evidencia de la región del Golfo que se desplaza a la región maya. 

Entre los años 500 y el 400 aC, el asentamiento de La Venta se abandona de manera abrupta, pero algunos sitios menores, como Tres Zapotes y el Cerro de las Mesas, continúan habitados y siguen la tradición de esculpir estelas  y altares en grandes bloques de piedra así como algunos rasgos relacionados con la iconografía olmeca. 

También resulta interesante la fuerte semejanza entre la escultura de estos sitios postolmecas y las que se producen en las localidades que se encuentran ubicadas en el sur, en el Alto Grijalva  y en las costas de Chiapas y Guatemala. 

Estas semejanzas culturales se definen como el fenómeno al que se le asigna el término “Complejo Izapa”, cuyas evidencias se extienden hacia el norte, en donde se le asigna el término “Complejo Mojarra” en Veracruz, y hacia el sur con los sitios de Abaj Takalik  y el Baúl en Guatemala.  

Pero los puntos más importantes de esta expresión cultural de lo olmeca se encuentran en los sitios que se conocen como Chiapa de Corzo y La Libertad, localizados en el cauce superior del río Grijalva. Esta importante vía fluvial, además de un marcador geográfico, jugó un papel muy importante para comunicar a las llanuras aluviales del Golfo hacia el Istmo de Tehuantepec.      

Esta ruta fluvial, además de permitir el cruce y comunicar a dos regiones, también coincide con la familia lingüística mixe-zoque del Preclásico Tardío.    

Este vínculo de costa a costa constituye una antigua ruta comercial que comunica a la costa del Golfo con la del Pacífico. 

Transcurrió el tiempo y ocurrieron crisis en las que cesaron las relaciones políticas y económicas de la era olmeca, aunque posteriormente se fortalecen étnicamente con sus descendientes olmecas del Golfo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios