22 de Octubre de 2018

Opinión

La rea de Puente Grande

El único delito de Ligia Teresita Canto Lugo fue buscar a sus tres nietos y exigir que los buscaran, después de ser sustraídos por su padre.

Compartir en Facebook La rea de Puente GrandeCompartir en Twiiter La rea de Puente Grande

Esto es lo que se expone en el espacio electrónico de la conexión “Yucatán-Tabasco-Corrupción”. Chequen esta compilación, nenes y nenas:

El único delito de Ligia Teresita Canto Lugo fue buscar a sus tres nietos, exigir que los buscaran luego de que el 25 de mayo de 2012 fueran violentamente sustraídos por su padre, Martín Alberto Medina Sonda, quien interceptó esa mañana el vehículo de su ex esposa, Emma Gabriela Molina Canto, para llevarse a los menores y para trasladar a la doña de Yucatán a Tabasco, estado donde pasó cuatro meses en prisión porque se le acusó de robarse el vehículo en el que ese día llevaba a sus hijos a la escuela.

Martín Alberto y Emma Gabriela llevaban separados un año y producto de la violencia intrafamiliar que vivían, la custodia de Isabella (6 años), Martín (8 años) y Mariana (10 años), le fue concedida a Emma. Al padre se le permitió verlos una vez a la semana en presencia de algún trabajador social. Sin embargo, desde el 25 de mayo de 2012, los tres menores están desaparecidos, tal y como se reconoce en los oficios 297/EXT/13, 298/EXT/13 y 299/EXT/1 emitidos por la Procuraduría General de la República.

Desde ese día, la lucha de Ligia Teresita por sus nietos y su hija no ha cesado. A sus 68 años ha hecho de todo: levantó la voz en los medios, se encadenó frente al Palacio de Gobierno de Yucatán, realizó la búsqueda de sus nietos con sus propios medios, hizo huelgas de hambre y diversos plantones, interpuso decenas de amparos para liberar a su hija y para ayudarla a recuperar la custodia de los niños e, incluso, increpó en un par de ocasiones al presidente Enrique Peña Nieto.

La primera fue el 21 de diciembre de 2012, ese día le prometió que la ayudaría y la primera dama, Angélica Rivera, le dijo a su hija: “No te preocupes, él te va ayudar”. La ayuda nunca llegó; por ello, el pasado 29 de mayo de 2014, Ligia Teresita le recordó al Presidente: “¿Dónde están mis nietos? ¡Dejen en paz a mi hija y rescaten a mis nietos!” El primer mandatario se acercó para sólo decirle: “Pensé que esto ya se había solucionado”.

El pasado 4 de agosto, Ligia Teresita fue detenida en Mérida y trasladada a Jalisco acusada de la comercialización y distribución de tarjetas de crédito clonadas. Hoy está presa en el Penal de Puente Grande porque cometió la osadía de pedir justicia, porque exigió que las autoridades buscaran a sus nietos, porque evidenció la corrupción y el tráfico de influencias con las que cuenta quien fuera su yerno, Martín Alberto Medina Sonda.

Medina Sonda fue socio comercial del ex tesorero del gobierno de Tabasco, José Manuel Saiz Pineda, quien fue detenido en junio de 2013 por los delitos de peculado y lavado de dinero. Saiz Pineda era uno de los hombres de confianza del ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier, preso por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Por ejemplo, en el reportaje “La conexión yucateca”, el periodista yucateco Jenaro Villamil precisa cómo Medina Sonda creó algunas empresas como Profesionales en Consultoría Fiscal y Patrimonial y Consultores Jurídicos, y Fiscales de México para participar en esa estructura financiera paralela por la que se orquestó no sólo el fraude a las arcas públicas del estado de Tabasco sino también el lavado de dinero de procedencia ilícita generado entre los funcionarios tabasqueños y sus operadores contables en Yucatán. Uno de ellos, Martín Alberto Medina Sonda, a quien –incluso- le confiscaron, en 2007, 8 millones de pesos en efectivo que le fueron enviados en una avioneta proveniente de Villahermosa.

Tras conocerse en 2012 el escándalo de Tabasco, Medina Sonda se amparó para impedir cualquier acción judicial en su contra. Su abogado defensor es Rafael Acosta Solís, ex subprocurador de Yucatán.

Por si fuera poco, Medina Sonda también creó la Fundación Paterna, la cual se creó el 10 de diciembre de 2012, casi ocho meses después de la sustracción ilegal de Isabella, Martín y Mariana. El objetivo de la fundación es: “ayudar a los padres a conservar y mantener en armonía la relación con sus hijos después de un divorcio”.

Las influencias políticas de Medina Sonda le han servido para fabricar delitos en contra de Emma Gabriela Molina Canto, como el que un juez penal del Distrito Federal aceptó una acusación de fraude genérico cometido en dicha localidad cuando Emma estaba presa en Tabasco. El presunto denunciante, además, interpuso la demanda usando una credencial del IFE falsa. Pese a las pruebas de inocencia, el proceso aún está abierto, razón por la cual Emma Gabriela está escondida para no ser detenida por un delito que no cometió.

El delito que se le adjudica tanto a Ligia Teresita Canto como a sus dos hijos, Emma Gabriela y Guillermo, es la distribución y comercialización de tarjetas de crédito clonadas. La denuncia fue interpuesta por tres instituciones de crédito: Banamex, HSBC y American Express y fue sustentada en el Artículo 112 T de la Ley de Instituciones de Crédito.

Amiguitos y amiguitas, ya saben: sugerencias para que los vericuetos de la ley no sean tan fáciles de torcer, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios