17 de Noviembre de 2018

Opinión

La reforma, los mexicanos y la visita de Obama

EU ha pedido a México que no se meta en el asunto de la reforma migratoria para no asustar a los más radicales republicanos.

Compartir en Facebook La reforma, los mexicanos y la visita de ObamaCompartir en Twiiter La reforma, los mexicanos y la visita de Obama

En los últimos meses el gobierno mexicano discutió, preguntó, consultó qué hacer frente al impulso de una nueva reforma migratoria que ha propuesto el presidente Obama y que han retomado varios legisladores de ambos partidos.

El gobierno estadunidense, como antes lo han hecho otros gobiernos de ese país, ha pedido a México que no se meta en el asunto para no asustar a los más radicales republicanos; en la cancillería y en Los Pinos no estaban claros sobre qué debían hacer y por eso lo estuvieron estudiando durante semanas.

Es más: en una entrevista con el diario El País el secretario Meade había dicho que México era “actor” en ese debate y que trabajaría por la reforma. Habló de los cómos y los porqués.

Pero algo pasó.

En la conferencia de prensa del jueves Enrique Peña Nieto nos dijo cuál fue la conclusión cuando, ante la prensa, al contestar una pregunta de reforma migratoria, dijo con todas sus letras que entendían ese asunto como uno de política interna estadunidense, que hacía votos porque todo saliera bien y que no tenía más comentarios.

Ya hace algunas semanas escribí en una Duda razonable las razones por las que creo que México debe tener una posición activa sobre la reforma y cómo las razones que, desde hace muchos años, los gobiernos estadunidenses le han dado a México no son demasiado sólidas. Es cierto, también, que la defensa de los mexicanos en el extranjero, su promoción o cualquier cosa que tenga que ver con ellos tienen cero réditos políticos en México.

Lo cual no quiere decir que no se deba hacer.

El ex canciller Jorge G. Castañeda le dijo a El País el jueves que la posición de Peña Nieto era “factual, política y éticamente errónea”.

“Factualmente porque Estados Unidos ha tenido acuerdos migratorios con muchos países, incluido, por supuesto, México”.

“Políticamente porque es imposible lograr una reforma migratoria sin la cooperación de países como México”.

“Y éticamente porque México tiene que defender a su gente buscando la mejor salida para ellos”.

Veremos en los próximos meses si la actitud del gobierno mexicano se acerca a lo dicho por Meade o a lo dicho por Peña frente a Obama.

Por lo pronto valga la pena recordar quiénes son los mexicanos que viven en Estados Unidos y que esperan ansiosos una oportunidad para dejar de vivir en la ilegalidad migratoria.

El miércoles 1 el Pew Hispanic Center publicó un nuevo estudio de la población mexicana en Estados Unidos. Aquí algunos de sus resultados:

• Casi dos tercios de los mexicanos en los EU son nacidos en Estados Unidos (65%). Alrededor de dos tercios de los inmigrantes procedentes de México (65%) llegaron a los EU en 1990 o más tarde.

• Dos tercios (66%) de los hispanos de origen mexicano mayores de cinco años hablan inglés bien; el restante 34% habla inglés menos que muy bien, igual a la proporción entre los otros hispanos. Cerca de 9 de cada diez (89%) mexicanos nacidos en EU de cinco años y más hablan inglés con soltura. Esto se compara con alrededor de uno de cada tres (29%) entre los inmigrantes mexicanos.

• Los hispanos de origen mexicano son más jóvenes que la población de EU y los hispanos en general. La edad promedio de los mexicanos es de 25 años; las edades medias de la población de EU y todos los hispanos son 37 y 27, respectivamente. Los mexicanos nacidos en Estados Unidos son mucho más jóvenes que sus contrapartes nacidas en el extranjero. La media de edad de los mexicanos nacidos en EU es de 17 años en comparación con 38 de los nacidos en el extranjero.

• Entre aquellos que tienen 15 años o más, los inmigrantes mexicanos son más propensos que los mexicanos nacidos en EU para casarse: 58% contra 34%, respectivamente. Como grupo, los hispanos de origen mexicano de 15 y más años de edad tienen una probabilidad ligeramente mayor (45%) de casarse que los hispanos en general (43%).

• Casi una de cada diez (8%) de las mujeres mexicanas de entre 15 y 44 años dieron a luz en los 12 meses anteriores a la encuesta. Esa fue la misma que la tasa para todas las hispanas y ligeramente superior a la tasa general de EU, que es de 6%. Más de cuatro de cada diez (45%) mujeres mexicanas de 15 a 44 años que dieron a luz en los 12 meses anteriores a la encuesta no estaban casadas.

• Más de la mitad (52%) de los hispanos de origen mexicano en EU viven en el oeste, sobre todo en California (36%), y otro 35% vive en el sur, sobre todo en Texas (26%).

• Los mexicanos tienen niveles de educación más bajos que la población hispana en general. Un 10% de los mexicanos de 25 años de edad y mayores han obtenido al menos un título de licenciatura. Los mexicanos nacidos en los EU tiene casi tres veces más probabilidades de haber obtenido un título universitario que los nacidos en México, 15% frente a 6%, respectivamente. Cerca de seis de cada diez inmigrantes mexicanos no han obtenido un diploma de la escuela secundaria (59%), en comparación con el 21% de los mexicanos nacidos en los Estados Unidos.

Twitter: @puigcarlos

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios