24 de Octubre de 2018

Opinión

La respuesta que los banqueros no tienen

Los banqueros quieren acentuar con tal fuerza su proclividad para prestar a las pymes, que hasta nos mostraron un video con el que demostraron su amor hacia ellas.

Compartir en Facebook La respuesta que los banqueros no tienenCompartir en Twiiter La respuesta que los banqueros no tienen

Acapulco. Los banqueros —señores todos muy bien portados y cumplidores de sus deberes—, nos informaron aquí ayer que en los últimos diez años han duplicado la cartera de crédito (léase: sí prestan dinero), que el crédito a las pymes “ha crecido casi cuatro veces, a una tasa real promedio de 21 por ciento”; y que el crédito al sector privado representa 85% de la cartera total. Eso fue lo que dijo Jaime Ruiz Sacristán, su presidente.

Los banqueros quieren acentuar con tal fuerza su proclividad para prestar a las pymes, que hasta nos mostraron un video con el que demostraron su amor hacia ellas. Habrá que ver si ese amor se traduce en darle créditos a empresitas informales y familiares.

Pero recuérdese que llevamos varias semanas escuchando al secretario Luis Videgaray afirmar que los bancos deben prestar más y más barato a las pymes; y que el acceso al crédito se detonará con la aprobación de la reforma financiera. Ayer el subsecretario Aportela insistió en el tema y recordó que la iniciativa vendrá exactamente así.

Así las cosas: en esta esquina, los banqueros que tienen razón, que ya prestan a las pymes; en esta otra: la autoridad, que también tiene razón, que obligará al sector para que preste a las pymes. ¿Diálogo de sordos? o ¿anteojos de diferente graduación?

Llegaron también a este puerto Agustín Carstens y Jaime González Aguadé a describirnos por qué estamos tan bien: inflación que convergerá a 3%; finanzas públicas sanas; sector bancario sólido; mecanismos amortiguadores de veloz activación por tipo de cambio flexible; 16 bancos recientes enfocados a nichos; modelos adecuados de evaluación de riesgos, etcétera.

¿Qué falta? La verdad, ninguna autoridad ni banquero esbozó una verdadera respuesta ayer: se requiere un cambio de cultura para que los empresarios informales se metan a la formalidad, llenen solicitudes de crédito y pidan prestado a los bancos.

Quizá el próximo año tendrán que hacer su convención en el Estadio Azteca y no en el Hotel Princess. ¿Para qué? Para invitar a miles de pymes a que pidan dinero prestado; decirles que no tiene nada de malo y que, si fallan en pagar, el gobierno las respaldará. Pero la gente perdió la confianza desde 1994… 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios