18 de Diciembre de 2017

Opinión

La señalización y la estructura vial

Necesitamos desarrollar para nuestra ciudad un diseño integral y coherente que sea realmente accesible, visible y oportuno.

Compartir en Facebook La señalización y la estructura vialCompartir en Twiiter La señalización y la estructura vial

Uno de los problemas en torno al equipamiento vial es la estructura de señalización (informativa, preventiva o restrictiva) especialmente desde la perspectiva de una Mérida destino turístico de calidad, señalización que carece de integralidad, de detalle, de continuidad y de ubicación; si los propios habitantes de la ciudad sufrimos por sus características actuales, nuestros visitantes lo menos que padecen es confusión.

Necesitamos desarrollar para nuestra ciudad un diseño integral y coherente de un sistema de señalización vial que sea realmente accesible, visible y oportuno, que no deje dudas, que realmente informe. Se debe tener un orden y una uniformidad, por ejemplo, todas las señales de alto del mismo lado, del mismo tamaño, con el mismo color, a la misma altura, a la misma distancia del cruce vial, con la misma estructura preventiva e informativa, etc.

Complementariamente, es necesario y urgente señalar, con orden y continuidad, y con la pintura y los elementos adecuados, los carriles de circulación de nuestras calles y avenidas, por años olvidados; hoy día, en las pocas calles que tienen pintados los límites de los carriles de circulación, es muy común ver cómo éstos aparecen y desaparecen: dos se convierten en tres y viceversa, otros simplemente desaparecen, incluso en nuestras avenidas.

Otro punto importante es no informar qué es lo que no se puede, sino qué es lo permitido; antes que nada siempre se debe señalar cuál es el sentido de circulación, no cuál no es; en todas las ciudades que conozco en su señalética antes que nada se informa qué es lo permitido y en puntos conflictivos en ocasiones se indica lo que está prohibido; una acción de gran trascendencia para mejorar nuestra seguridad vial sería que nuestras calles secundarias y terciarias sean todas de un solo sentido y no que, además, como sucede en muchas colonias de Mérida, vayan cambiando en su desarrollo los sentidos de circulación.

Y, complementariamente, quiero insistir, nuestra ciudad necesita urgentemente una campaña de educación vial amplia, obligatoria y permanente, complementada con un verdadero servicio de vigilancia que permita evolucionar hacia una sociedad de conductores, ciclistas y peatones educados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios