12 de Diciembre de 2017

Opinión

La sevicia de Concamin y la ausencia de Los Pinos

Una hipótesis es que el organismo se quiere congraciar con el presidente electo, haciendo suyos sus argumentos de campaña. Si ese es el caso, qué patéticos representantes empresariales tenemos.

Compartir en Facebook La sevicia de Concamin y la ausencia de Los PinosCompartir en Twiiter La sevicia de Concamin y la ausencia de Los Pinos

Durante los últimos días ha proliferado la información negativa respecto del crecimiento económico en México durante el sexenio. Se dice que durante los años de Felipe Calderón tuvimos el peor crecimiento promedio desde hace mucho tiempo, y ha quedado en el ánimo colectivo que ese crecimiento solo alcanza 1.9 por ciento. La cifra es real, y efectivamente sale mal parado este sexenio cuando se le compara con otros.

La pregunta es para qué. ¿Para qué se está acentuando hoy que el crecimiento fue mediocre? El dato es inútil. Es como el PIB per cápita: ¿a quién le sirve? A los académicos del Banco Mundial que hacen tablitas comparativas entre países emergentes y desarrollados. Pero nada más. Nadie toma decisiones con el PIB per cápita, y ocurre lo mismo con el crecimiento promedio del sexenio. El dato pude ser útil para un candidato. No más. Ningún empresario decide estrategias pensando en el PIB per cápita o en el crecimiento sexenal.

Por eso resulta incomprensible que la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y su presidente, Francisco Funtanet, estén alimentando la información al respecto. Hasta produjeron un documento.

Si uno ve lo que ocurre en Estados Unidos o Europa, los datos que importan son los del trimestre actual, acaso los del trimestre anterior y, sobre todo, los pronósticos sobre el futuro. Los pronósticos sobre el futuro mexicano son muy halagüeños; de ahí que el IPC esté consistentemente en máximos desde hace meses, porque el mercado está descontando un desempeño positivo por venir.

¿Por qué, entonces, la sevicia de la Concamin? ¿Qué gana?

Una hipótesis es que el organismo se quiere congraciar con el presidente electo, haciendo suyos sus argumentos de campaña. Si ese es el caso, qué patéticos representantes empresariales tenemos, que nunca hablan de investigación y desarrollo o de innovación en sus empresas, pero resultan muy buenos para evaluar el desempeño económico del pasado.

¿Y Los Pinos? Ausente. No importa que vayamos a cerrar el año con un crecimiento de alrededor de 3.5 por ciento y que en el “análisis” de la Concamin se ignore la crisis global de 2008/2009. Las maletas están hechas y que cada quien crea lo que quiera. En fin.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios