18 de Septiembre de 2018

Opinión

La terca pertinencia de Javier Sicilia

La guerra contra el narcotráfico es una manifestación de políticas y acuerdos internacionales que sitúan a México como un campo de batalla.

Compartir en Facebook La terca pertinencia de Javier SiciliaCompartir en Twiiter La terca pertinencia de Javier Sicilia

Se cumple en estos días el tercer aniversario de la fundación del Movimiento por al Paz con Justicia y Dignidad, cuyo liderazgo recayó en la figura de Javier Sicilia después del absurdo y trágico asesinato de su hijo.

Hace tres años, el movimiento y Sicilia propusieron un Pacto Nacional por la Paz, en cuyo manifiesto inicial se leía, entre otras cosas: “hoy más que nunca resulta necesario tomar medidas urgentes para detener esta guerra con su escalada de violencia y regenerar el tejido social y comunitario. Este momento histórico adverso y profundamente violento es resultado de estructuras económicas y sociales que generan desigualdad y exclusión. Aquí impera la muerte lenta, causada por la miseria, la pobreza, el desempleo, la falta de oportunidades para el desarrollo pleno de nuestras vidas y por la destrucción del ambiente

“La guerra contra el narcotráfico es una manifestación de políticas y acuerdos internacionales que sitúan a México como el campo de batalla donde a los pobres de este país y Centroamérica les toca pagar una alta cuota de vidas humanas para que las drogas lleguen a su destino y consoliden grandes negocios.

“Un componente fundamental que explica esta escalada de violencia y guerra es la enorme corrupción y su infiltración en el Estado en todos sus niveles.

“La impunidad es otro de los factores que determinan lo que hoy sucede en el país, 98% de los delitos quedan impunes Tenemos un sistema de procuración e impartición de justicia incapaz de investigar y sancionar a quienes cometen los delitos y la violación de derechos.”

La primera “exigencia mínima” del movimiento era la siguiente:

“Se deben esclarecer y resolver los asesinatos, las desapariciones, los secuestros, las fosas clandestinas, la trata de personas y el conjunto de delitos que han agraviado a la sociedad. Determinar la identidad de todas las víctimas de homicidio es un requisito indispensable para generar confianza”.

Tres años después, frente a otro gobierno federal, en muchos casos otros gobiernos estatales, frente a una supuesta nueva estrategia y algunos resultados, lo que se leía en aquel pacto sigue siendo absolutamente vigente, urgente, necesario.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios