23 de Septiembre de 2018

Opinión

La tregua por la sucesión

La presencia reciente del subsecretario de Turismo federal, Carlos Joaquín González, en un festejo privado...

Compartir en Facebook La tregua por la sucesión Compartir en Twiiter La tregua por la sucesión

La presencia reciente del subsecretario de Turismo federal, Carlos Joaquín González, en un festejo privado de la empresaria Noemí Canto de Conde, en el sur del Estado, se entendió para algunos como la suscripción de una tregua en la enconada disputa por la sucesión gubernamental que vendrá en 2016. La asistencia en ese evento de reconocidos personajes públicos de la entidad y la difusión de una fotografía en la que aparece el funcionario federal acompañado entre otros de Manuel Valencia Cardín, secretario particular del gobernador de la entidad, pareció reafirmar la idea.

Carlos Manuel Joaquín González, medio hermano del Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, había sido muy cauteloso en intentar incursiones políticas a su estado natal y en cierta forma sabía que cualquier vez que lo intentara, aun fuera en cumplimiento de las funciones propias de su encargo federal (como sucedió durante su breve intervención durante el pasado Tianguis Turístico celebrado en esta ciudad), desencadenaría una inmediata reacción en su contra. No obstante, siguió realizando indirectamente diversas actividades políticas, a través de la Asociación Civil “Caminemos Juntos”, cuyas siglas CJ, representan su primer nombre y apellido paterno.

La tregua – que no reconciliación- no podría aportar una mejor señal que la liberación (a ocho días de la presencia del subsecretario federal de turismo en el cumpleaños de Mimí Conde) de la ex presidenta municipal de Tulum e incondicional de éste, Edith Mendoza Pino, acusada por el gobierno borguista por presunta malversación de recursos públicos y uso indebido de la función pública. Tras estar detenida por un año y siete meses, Mendoza Pino obtuvo su libertad el pasado viernes por la noche al cubrir con un bien de su propiedad una fianza por 23.5 millones de pesos en un hecho en el que no se ha aclarado fehacientemente si este beneficio fue obtenido a través de la resolución de un amparo o por indicaciones directas giradas al juez encargado de la causa penal. Dicen que en política no hay coincidencias, sino resultados de la ley causa-efecto.

El armisticio político entre los dos poderosos grupos de poder, habría sido acordado desde Los Pinos, donde ha causado inquietud el fantasma de las inminentes alianzas de los partidos PAN y PRD que ya ronda en Quintana Roo. Gustavo Madero y Jesús Zambrano ya están ocupados en ese tema. Para los comicios de 2015, se afirma, harán alianza en Guerrero para apoyar al senador Armando Ríos Piter a la gubernatura; en Michoacán impulsarán juntos al diputado federal Silviano Aureoles; en Nuevo León irán de la mano con Margarita Arellanes, actual alcaldesa de Monterrey; y en Querétaro impulsarán a Ricardo Anaya. Entonces, el mensaje presidencial de unidad para los priístas locales –aunque sea de acatamiento temporal- debió ser muy claro, fuerte y preciso. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios