25 de Mayo de 2018

Opinión

La tuya, Layda

En su intervención en la tribuna, hace tres días, la senadora Layda Sansores subió el tono de su discurso durante el debate del proyecto de dictamen de la reforma energética.

Compartir en Facebook La tuya, LaydaCompartir en Twiiter La tuya, Layda

Definitivamente, los mexicanos tienen los políticos que se merecen. La mayoría sale por voto directo de los ciudadanos y otra parte, bastante generosa, por el hecho de ser plurinominales, o sea, el sufragio de obsequio.

De todas maneras, esto es parte de la grilla nacional, pero sí que resulta demasiado cara. Sólo en salarios, cantidades bárbaras; imagínense los aguinaldos.

Pero, aparte de la lana que se eroga para pagar a los legisladores, sean estatales o federales, así como a los famosos senadores, no cabe duda de que alguno de este último segmento parlamentario es cotorro, mejor dicho, cotorra.

Y es la senadora por el partido Movimiento Ciudadano, la campechana Layda Sansores Sanromán, hija del legendario priísta -ya fallecido- Carlos “El Negro” Sansores Pérez, que se aventó la puntada de “privatizarles las progenitoras” a sus correligionarios de la Cámara Alta. Qué finura de dama.

En su intervención en la tribuna, hace tres días, Layda subió el tono de su discurso durante el debate del proyecto de dictamen de la reforma energética y lanzó un “vayan y privaticen a la p… m… que les parió”. Una chulada de discurso.

“Ustedes que quieren  privatizar y están con este ánimo de los tiempos nuevos, pues vayan, privaticen los sueños, privaticen la ley, privaticen la justicia”, señaló la legisladora citando al fallecido escritor portugués José Saramago (ya sabíamos que la campechana era una persona muy instruida).

PRIMERA CAIDA.- “Pero si quieren que haya realmente una privatización a fondo, vayan y privaticen a la p… m… que les parió y eso sería mucho mejor que lo hicieran porque al menos esa es suya, esta patria no les pertenece porque no se la merecen”, remató Sansores.

SEGUNDA CAIDA.- En su intervención, la senadora por Campeche (aunque hace años que no se para ni por el malecón de su ciudad natal), reiteró su oposición y lanzó acusaciones a los defensores de la iniciativa de reforma energética. “Insultos, patadas, puñadas, es lo que le están dando a México”, reviró la senadora tras recibir reclamos durante su discurso.

TERCERA CAIDA.- José Saramago, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1998, publicó en 1997 la compilación Cuadernos de Lanzarote, donde está incluida la siguiente cita: “Que se privatice Machu Picchu, que se privatice Chan Chan, que se privatice la Capilla Sixtina, que se privatice todo, que se privatice el mar y el cielo, que se privatice el agua y el aire, que se privatice la justicia y la ley, que se privatice la nube que pasa, que se privatice el sueño, sobre todo si es diurno y con los ojos abiertos.

Y, finalmente, para florón y remate de tanto privatizar, privatícense los Estados, entréguese de una vez por todas la explotación a empresas privadas mediante concurso internacional. Ahí se encuentra la salvación del mundo... Y, metidos en esto, que se privatice también a la p… que los parió a todos”, escribió Saramago, fallecido en 2010. Gracias por tu defensa, Layda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios