26 de Septiembre de 2018

Opinión

La velocidad al conducir ¿tiene límites?

Pocos son los que tienen conciencia de lo que pueden ocasionar al volante de un vehículo.

Compartir en Facebook La velocidad al conducir ¿tiene límites?Compartir en Twiiter La velocidad al conducir ¿tiene límites?

Hace unos días en una reunión platicaba con un amigo sobre la crisis vial que padecemos en Mérida y me comentó que pareciera que en la ciudad tenemos condiciones especiales de la fuerza de la gravedad, porque somos el municipio en el que más vehículos que se accidentan quedan con las cuatro llantas para arriba; le dije que la gravedad de esa situación es porque tenemos un ejército de conductores que ni conocen ni respetan el reglamento de tránsito, van conduciendo a velocidades excesivas, zigzagueando y sin respetar la distancia al vehículo que va delante.

Con respecto al problema de la velocidad, todos deberíamos de saber, cosa que dudo, lo que el Reglamento de la Ley de Tránsito y Vialidad del Estado de Yucatán señala en su artículo 236 en relación con las velocidades máximas en el espacio urbano, estableciendo que en las calles primarias la velocidad máxima es de 60 km/h, y en las demás, secundarias y terciarias, es de 40 km/h, señalando que en el Periférico, en el carril derecho la máxima es de 80 km/h, y en el central y el izquierdo de 90 km/h.

En relación con esta última norma, la semana pasada, yendo a una reunión a la Secretaría de Seguridad Pública, recorrí aproximadamente 15 km por el Periférico yendo a 90 km/h en el carril central y fui rebasado por 16 vehículos, algunos a velocidades del orden de los 120 km/h; si recorriéramos los 50 km del periférico a 110 km/h, sólo nos ahorraríamos unos seis minutos en vez de circular a 90 km/h; lo mismo he hecho en vialidades primarias, principalmente las avenidas con camellón, yendo a 60 km/h y siendo rebasado por infinidad de vehículos, algunos que hasta exigen con el claxon que uno los deje pasar.

Todo esto es simplemente falta de responsabilidad; recuerdo que antes se decía que debemos entender que al manejar vamos al volante de un arma que puede ser de alto riesgo, incluso mortal, si no la operamos adecuadamente; y ante esto, desafortunadamente, pocos son los que tienen conciencia de lo que pueden ocasionar al volante de un vehículo, conduciendo en un espacio vial que creen que es de su propiedad, en donde hay que actuar como ellos quieren. Y volvemos a lo mismo, el espacio vial hay que compartirlo, conviviendo, no compitiendo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios