25 de Septiembre de 2018

Opinión

Lanzan SOS en el Mercado 28

Propietarios de comercios, personal de la Administración, locatarios y vendedores...

Compartir en Facebook Lanzan SOS en el Mercado 28Compartir en Twiiter Lanzan SOS en el Mercado 28

Propietarios de comercios, personal de la Administración, locatarios y vendedores (fijos y ambulantes) reclaman por inseguridad, la indiferencia de las autoridades municipales y la nula promoción turística oficial.

El pasado jueves 13, tres sujetos fueron detenidos con droga por judiciales adscritos a la Fiscalía de Atención al Narcomenudeo. Aun cuando esta vez ocurrió en los alrededores, la referencia territorial fue inmediata, lo cual empeora la imagen de un Mercado, cuyos ocupantes luchan por mejorar sin eficacia.

No es secreto que en el sitio hay de todo: droga, fayuca, abusos contra indígenas, menores trabajadores, extorsiones en restaurantes… Todos lo saben, aunque lo nieguen quienes deben resguardar el orden interno.

Los vigilantes no han sido capaces; son los policías quienes deben resolver, pero nadie los ve ya en los rondines que solían efectuar durante la anterior administración. En las oficinas del Mercado, una bitácora exhibe constancia de la última visita inscrita de puño y letra por los “guardianes del orden”: octubre de 2013. El compromiso con los interlocutores de la Comuna era una visita por día, sin embargo no fue cumplido. Al parecer, dicho acuerdo es desconocido por el actual gobierno.

Respecto a la indiferencia de las autoridades, no se percibe solamente en el ámbito anterior. El comité administrativo del Mercado (elegido por la Asamblea, integrada por dueños de locales), solicitó una entrevista formal con el presidente municipal, Paul Carrillo, cuando asumió, pero a la fecha no hay respuesta para tal encuentro. Es obvio que en esta cita abordarían temas para mejorar la seguridad, la promoción turística y el entorno.

Uno de los propósitos es retomar el proyecto en el que se incluye al Mercado 28 en el rescate del centro, con suficiente iluminación, banquetas en buen estado, nomenclatura apropiada, infraestructura para personas con discapacidad, áreas comunes limpias y otras acciones que reflejen atención. Si los del Mercado cumplen en permisos e impuestos, es obligatorio que reciban trato justo. 

En cuanto a la promoción, cabe resaltar que el Mercado ha ganado fama gracias a la publicidad “de boca en boca” más que a la difusión oficial. Se ha favorecido más por el acuerdo con una empresa transportista que deja turistas allí, que por las gestiones de los funcionarios del ramo. No hay formato publicitario hoy que difunda las bondades del Mercado y sus alrededores, pese a que allí se exhiben adornos, artesanías, ropa y calzado típicos, de buena calidad y, en muchos casos, a precios inmejorables para el visitante. 

Por ahora, la administradora Olivia Pérez Oyarzabal debe estar rogando que la atiendan. Es hora de que las autoridades pongan manos a la obra en un sector que lo requiere con urgencia. 

DESORBITADO…
Los operativos en el recinto en busca de artículos de imitación son ejecutados por agentes federales y sin aviso, ya que los municipales daban “pitazo” a los delincuentes, en una clara muestra de complicidad. No obstante, el último cateo fue hace casi dos años. De hecho, se sabe que elementos de la PGR sólo actúan después de que un dueño o representante de cierta marca interponga denuncia contra los fayuqueros, lo cual no ha ocurrido recientemente. Ese tiempo ha permitido a las bandas reorganizarse y actuar con impunidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios