15 de Diciembre de 2017

Opinión

Las fugas del PAN

Como no soy adivino, ni se leer el corazón y la mente de las personas, no me atrevo a señalar las causas de su alejamiento, pero lo que sí creo es que su actitud daña a Acción Nacional.

Compartir en Facebook Las fugas del PANCompartir en Twiiter Las fugas del PAN

Voy a hablar con base en lo que leo en Milenio Novedades (16 de diciembre), así  que, si hay algo que aclarar, con mucho gusto lo haría: la desbandada de panistas, que, según cifras del Comité Municipal, llega al 55% (más de lo que calculó para todo el país su líder nacional, Gustavo Madero). Entre quienes no refrendaron su militancia hay dirigentes históricos y panistas de cepa, entre ellos doña Sara Mena Peniche de Correa Rachó (a quien, según se colige de sus palabras, sus correligionarios no le tuvieron ninguna consideración ni le avisaron de que tenía que hacer el trámite), su hijo el ex alcalde Luis Correa Mena, el ex gobernador Patricio Patrón Laviada, delegados federales que adeudaban fuertes sumas de cuotas.

Lo más sencillo sería decir: como perdieron, ya no tienen interés en estar en las filas de los derrotados y por eso hicieron mutis, pero no lo creo así, al menos no en algunos casos. Correa Mena, por ejemplo, un crítico de lo que le parece que hace mal su partido, no pienso que haya cancelado su militancia (si es que eso pasó) por esas motivaciones, puesto que hace mucho tiempo él vive de sus actividades empresariales; tampoco Patrón Laviada, que, tras renunciar a la Profepa, anunció que venía de regreso a  Yucatán a fortalecer a su partido. Ambos, igual que otros líderes históricos, como Ana Rosa Payán, estuvieron en las filas panistas cuando  se vivía para el PAN, no del PAN.

Como no soy adivino,  ni se leer el corazón y la mente de las personas, no me atrevo a señalar las causas de su alejamiento, pero lo que sí creo es que su actitud daña a Acción Nacional.

De Correa Mena, que desde hace años se mantiene al margen,  no tanto como de Patricio Patrón Laviada, quien propalaba a los cuatro vientos que venía a refundar al partido, apoyarlo para recobrar fuerzas, volverlo a los primeros planos de la vida política estatal. ¿Se habrá convencido de que su ¿ex? partido no  tiene remedio?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios