23 de Octubre de 2018

Opinión

Las pruebas del Auditor Superior

Como Auditor Superior del Estado, Javier Zetina González soporta una de las cargas de mayor tonelaje en el nuevo gobierno...

Compartir en Facebook Las pruebas del Auditor SuperiorCompartir en Twiiter Las pruebas del Auditor Superior

Como Auditor Superior del Estado, Javier Zetina González soporta una de las cargas de mayor tonelaje en el nuevo gobierno, por el hecho de haber sido nombrado como pieza de un blindaje diseñado al gusto del ex gobernador Roberto Borge, una vez que Carlos Joaquín González obtuvo el triunfo más sonado en la corta historia de Quintana Roo.

El Auditor Superior desempeña su labor con triple exigencia, ya que cada movimiento contiene una carga sulfúrica de suspicacias y descalificaciones que tendrán que ser justificadas por resultados cuestionables, ausentes hasta hoy en la hoja de servicios del cozumeleño.

En este terreno minado tiene que mantenerse a flote un político y funcionario que ha estado ajeno a los escándalos y que tuvo el privilegio de encabezar por poco tiempo la Presidencia de la Gran Comisión del Congreso, ante la salida intempestiva de la profesora Rosario Ortiz Yeladaqui, a quien el gobernador Joaquín Hendricks entregó las llaves del PRI.

Zetina González soltó la Gran Comisión cuyos hilos principales tomó el chetumaleño Javier Díaz Carvajal –siempre con el aval de Hendricks– mientras Zetina era enviado a la guerra para participar en un proceso interno para la selección de candidato priista a la alcaldía de Cozumel, enfrentando a Gustavo Ortega Joaquín rumbo al proceso de febrero de 2005.

El saldo del encontronazo fue una calamidad para el PRI, ya que Zetina González derrotó a Gustavo Ortega pero este se inconformó y aceptó de inmediato la oferta de la coalición PAN-Convergencia para ser su candidato y triunfar, llevado en hombros por irritados priistas.

Zetina González tiene mucho camino recorrido en el servicio público, y su disposición y frialdad cerebral serán puestas a prueba en este cierre de años tan repleto de exigencias, con expedientes explosivos que se asoman en cada esquina.

El punto débil del Auditor Superior es la mayor de sus fortalezas, ya que no es un peón de nadie en esa posición que tanto dará de qué hablar en los próximos días, y su desempeño será la mayor de las garantías para el nuevo gobierno de Carlos Joaquín González. A esperar la evolución de los acontecimientos cuyo curso debemos seguir con lupa, sin perder detalle.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios