14 de Diciembre de 2018

Opinión

Leer para comprender

Hace precisamente un año, y a propósito de la conmemoración del “Día Mundial del Libro”, que la UNESCO señala cada 23 de abril...

Compartir en Facebook Leer para comprenderCompartir en Twiiter Leer para comprender

Hace precisamente un año, y a propósito de la conmemoración del “Día Mundial del Libro”, que la UNESCO señala cada 23 de abril, recordaba esta frase de Joan Ferrés, “Una sociedad que no enseña a sus hijos a leer, es una sociedad que no educa”. Lo que sentencia el autor de más de una veintena de libros dedicados al análisis de la educación, los medios de comunicación y su interacción con la sociedad, está más vigente que nunca. Lo más desagradable de todo, es que mientras la sociedad no se interese en esta actividad enriquecedora, continuará sometida a la ignorancia.

México continúa en una posición alarmante en el plano educativo frente a otras naciones con niveles de desarrollo parecidos, este resultado es producto del tema que hoy se toca en esta columna, sin lectura, sin conocimiento, no habrá un desarrollo pleno de la sociedad. Y para ejemplificar esto,  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la OCDE y la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO,  a través del estudio “Hábitos de Lectura”, ubican a nuestro país como el penúltimo de 108 naciones, lo que se traduce en que los ciudadanos mexicanos leen aproximadamente dos libros anuales.

Pero las cifras no se quedan ahí, 40 % de los mexicanos, nunca han entrado a una librería, 13 % no ha leído un libro en su vida y el 70 % lee menos cada día, así lo destaca la Encuesta Nacional de Lectura del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Y los ejemplos de esta realidad se encuentran por todos lados, basta con ver a los políticos hacer el ridículo cuando se les pregunta sobre sus libros de referencia y después verlos encumbrados en posiciones de toma de decisión sobre la vida de millones de personas.

Siempre defenderé la idea de que los libros conducen a la luz, la lectura es el camino hacia el entendimiento, hacia la comprensión, pero como dijera mi autor favorito Saramago, “nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte”.

Dada esta circunstancia, afortunadamente existen instituciones dedicadas a recordarnos la importancia de los libros y la lectura de los mismos, y como ya es una tradición, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), organiza desde hoy y hasta el domingo, la Fiesta del Libro y la Rosa, en la explanada principal del Centro Cultural Universitario (CCU) y otras sedes. Cabe hacer mención que este evento mundial recuerda a tres grandes escritores universales, William Shakespere, Garcilaso de la Vega y Miguel de Cervantes; autores que recuerdan que los libros desde tiempos ancestrales, son resultado del pensamiento, de la conciencia, la libertad social y uno de los elementos que ha impulsado la transformación de las sociedades. 

Cierro esta columna agradeciendo a Novedades de Quintana Roo y Grupo SIPSE, el apoyo que me ha brindado al publicar desde hace un año todos los jueves #CDMX. ¡Que la pluma siga girando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios