12 de Noviembre de 2018

Opinión

Lejana Comisión de Arbitraje

La Comisión de Arbitraje Médico ha permanecido por años como una asignatura pendiente para el Congreso del Estado...

Compartir en Facebook Lejana Comisión de ArbitrajeCompartir en Twiiter Lejana Comisión de Arbitraje

La Comisión de Arbitraje Médico ha permanecido por años como una asignatura pendiente para el Congreso del Estado desde principios de este nuevo siglo. Legislaturas locales llegan y se marchan sin que hayan dado un paso significativo para reactivarla para dar a pacientes y dolientes una instancia efectiva para investigar casos de negligencia que ocurren con mucha frecuencia en nuestra entidad. 

Fue el gobernador Mario Villanueva quien por vez primera dio luz verde a la instalación de tal comisión, que tuvo un desempeño muy cuestionado, con frutos muy limitados, porque todos los galenos laboraban en una clínica privada de la capital del estado. Muerta con el paso de los días, la comisión fue desmantelada para dejar un espacio para la impunidad y la presunción de actos de negligencia en diversos hospitales de Quintana Roo. Y desde entonces hemos carecido de esa instancia porque los colegios médicos pretenden cortarle los colmillos, a fin de blindar a su gremio.

La legislatura que se acaba de despedir tampoco tomó en serio la construcción del esqueleto de tal comisión. Esto pese a que uno de los diputados fue el ex titular de Salud, Manuel Aguilar Ortega, quien a la salida de Eduardo Espinosa Abuxapqui tomó las riendas de la Gran Comisión.

Son evidentes las presiones del gremio de los médicos partidarios del aborto de la manoseada Comisión de Arbitraje Médico, pero los diputados deben atender la agenda social, por lo que deben incluir en su lista de prioridades este tema que tanto incomoda a gran parte de los profesionales de la medicina.

La debutante Legislatura debe marcar la diferencia efectuando este aplazado trabajo de parto que aguardan muchos quintanarroenses, aunque pongan caras largas ciertos galenos que han eludido la acción de la justicia al incurrir en negligencia criminal.

La hora de los alumnos

Todo Quintana Roo volvió ayer a la normalidad, al retornar a las aulas la totalidad de alumnos de nivel básico. Y los profesores están decididos a reponer las horas de clase perdidas, y será cuestión de reaccionar como Santo Tomás, para no decepcionarnos una vez más.

Lo bueno es que todo el personal de las escuelas está en lo suyo, y profesores y estudiantes tendrán que aplicarse al máximo porque Quintana Roo tiene muchos flancos débiles en asignaturas de espanto como matemáticas, rezago perjudicial cuando el alumno pretende ingresar a centros de estudios rigurosos y altamente exigentes.

Si los profesores pasan a la acción reponiendo el tiempo perdido, no deben saturar a los alumnos con un torbellino de tareas y actividades, ya que un riego intensivo no desarrolla en la misma proporción a la planta de trigo. Incluso, la pudre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios