26 de Septiembre de 2018

Opinión

Letras e imágenes

En Niña errante, publicado en Santiago de Chile, los protagonistas del texto son el afecto y el amor, la protección y la compañía.

Compartir en Facebook Letras e imágenesCompartir en Twiiter Letras e imágenes

La editorial Lumen, en su Colección Memorias y Biografías, incluye un epistolario de hermoso título: Niña errante.

La obra fue publicada en el año 2009 en Santiago de Chile; y sus derechos de autoría fueron concedidos a la Orden Franciscana de Chile.

El trabajo de edición y el Prólogo corresponden a Pedro Pablo Zegers Blachet; el Epílogo es de Doris Atkinson; la labor traductora ha sido realizada por Lucas Vergara; las demás labores editoriales han estado a cargo de Amalia Ruiz Jeria; las fotografías pertenecen a la Biblioteca Nacional de Chile.

El libro incluye una sección biográfica, un apartado de agradecimientos, y una nota del editor.

El epistolario abarca desde el año de 1948 al año de 1956; las cartas fueron escritas a Doris Dana por Gabriela Mistral.

En la contraportada del libro leemos: “La devoción compartida por el escritor alemán Thomas Mann fue el punto de encuentro entre dos mujeres…”. Maestra y discípula, jefa y secretaria, compañeras y amigas; albacea Doris de los bienes materiales e intelectuales de Gabriela.

Las letras impresas nos dicen que los protagonistas del texto son el afecto y el amor, la protección y la compañía, el aprendizaje y la rebelión, el arte y la poesía, la filosofía y la cultura, los viajes y la política.

Las fotografías del libro nos llevan por México, Estados Unidos, Italia, Cuba y Chile; y nos permiten encontrar entre sus imágenes a Alfonso Reyes, Lucía Rodríguez, Auristela Iglesias, Amelia Rojas, Gilda Piéndola y Guillermo Reyes.

Si unimos los textos que introducen y cierran esta obra, junto con las cartas y las fotografías que albergan sus páginas, tenemos ante nosotros una suma de fragmentos que conforman un todo; tal cual es la vida misma.

Quizá por ello Gabriela Mistral escribe en una de sus cartas: “La bella vida nuestra…casi no es posible verla. Es posible solamente vivirla, gracias a Dios”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios