17 de Octubre de 2018

Opinión

Leyendo leyes

Soy enemiga de que se hagan nuevas leyes para todo. Considero que primero se debe reformar el marco legislativo existente.

Compartir en Facebook Leyendo leyesCompartir en Twiiter Leyendo leyes

Fíjese, mi querido lector, que un día sin mucho qué hacer me puse a leer e informarme sobre el trabajo de los diputados locales. 

Le confieso algo: soy enemiga de que se hagan nuevas leyes para todo. Considero que primero se debe reformar el marco legislativo existente y luego, si es necesario por los cambios sociales, entonces sí pensar en hacer nuevas leyes.

Por ejemplo, no entiendo esa Ley de Fomento al Uso de la Bicicleta. Sin duda es un tema de moda que ha sobrevivido legislaturas, no olvidemos que Gabriela González, quien entró al renunciar Omar Corzo, la presentó en la legislatura pasada y ahora retomó el tema Mauricio Vila. 

Pero ¿de veras necesitamos que sea una Ley? Porque si a esas vamos, deberíamos tener también algún tipo de normatividad para fomentar las prácticas del buen ciclista. 

Existen muchos grupos de entusiastas de la bicicleta que se reúnen para pasear en la ciudad, lo cual está muy lindo. 

El problema es que andan sin precaución, ocupando toda la calle, metiéndose entre los coches, pasándose altos y sin protección. Son pocos los ciclistas que he visto que usan casco, por ejemplo. 

Otro caso es (tome suficiente aire antes de leer el nombre) el de la Ley para la Prevención y Control del Virus de Inmunodeficiencia Humana, Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida y otras infecciones de Transmisión Sexual del Estado de Yucatán. 

Muy importante el tema y definitivamente se necesita su atención, pero no creo que sea necesario empezar a hacer leyes para la atención de cada enfermedad. 

Y también hay una Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. 

Mientras más lo leo, más me indigna. ¿Y la ley para que los hombres no vivan con violencia? Pues no hay; para las mujeres aquella garantía individual que dice: 

“Toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar” no es suficiente. 

Y me indigna porque en lugar de fomentar la igualdad, de crear conciencia, de trabajar con todas las disciplinas sociales para erradicar la violencia hacia las mujeres, es más fácil hacer una ley. Y ésta es una crítica a la sociedad, no nada más a las autoridades, porque no hemos tenido la voluntad suficiente para terminar con este terrible problema. 

Retomando: el caso es que me he dado cuenta que han estado muy ocupados nuestros diputados. No es que piense que se la pasan rascándose la panza, como se dice comúnmente, pero la verdad no sabía en qué andaban. Estaría padre que nos lo comunicaran de vez en cuando, ¿no? Pero no con boletines aburridos que nadie lee, sino con actividades ciudadanas. 

El tema legislativo es súper interesante, aunque usted no lo crea, y ellos deberían comunicarlo. Quizá así sí nos aprendamos todos sus nombres… yo sólo sé me unos cuántos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios