21 de Septiembre de 2018

Opinión

Leyes universales

Todo es mental. Somos un campo mental materializado, manifestado; no otra cosa.

Compartir en Facebook Leyes universalesCompartir en Twiiter Leyes universales

Alguien me dijo que estas son Leyes universales:

1ª. MENTALISMO. Todo es mental- Somos un campo mental materializado, manifestado; no otra cosa.

2ª. CORRESPONDENCIA. A toda acción corresponde una reacción, una respuesta; nada queda perdido en el vacío o la nada, todo está entrelazado en una trama y se corresponde en todas direcciones.

3ª. VIBRACIÓN. Todo está en movimiento, vibrando a diferentes frecuencias que se corresponden mentalmente, armonizándose (a voluntad).

4ª. POLARIDAD. Los polos, o los extremos opuestos vibran en una frecuencia de correspondencia mental, idéntica; si prolongamos un polo, terminaremos tocando el polo opuesto. Podemos decir que odiar es una forma de amar.

5ª. RITMO. Es el tránsito de nuestras emociones de un estado a otro, experimentándonos,  vibrando para corresponderse  mentalmente. Es  el movimiento pendular que, en su acontecer, manifiesta los patrones de  ritmo en la vida: nuestro biorritmo  personal  individual  y  el    biorritmo colectivo universal.

6ª. CAUSA-EFECTO. Todo efecto o manifestación mental corresponde  a un rango de vibración que polariza en cierto ritmo con su causa; así, toda causa tiene del mismo modo un efecto.

7ª. GENERACIÓN. Los acontecimientos polares se atraen, coinciden en un ritmo de vibración correspondiente y crean como efecto de esa causa Así, en el universo, la creación sucede amorosa-mente, santa-mente, dentro de este marco maravillosamente ordenado.

El universo y su expresión manifestada en las leyes están al servicio del hombre, cuando el hombre se reconoce hijo del Creador y comprende que su libre albedrío se manifiesta puntual-mente dentro de este marco de perfección, de orden y que no es de otra manera, por que no la hay.

“Es tan importante la vibración, que a veces su silencio es más fuerte que el volumen de la voz, cuando nos hablan ciertas personas, a las que internamente nos oponemos a escuchar”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios