23 de Septiembre de 2018

Opinión

Licencia de Progreso y salida médica de Mérida

El presidente de la ComBox detectó anomalías en los carnets de los pupilos del 'Platanito' Arjona y fue ahí donde ardió Troya, porque la licencia fue expedida por la Comisión de Boxeo de Progreso.

Compartir en Facebook Licencia de Progreso y salida médica de MéridaCompartir en Twiiter Licencia de Progreso y salida médica de Mérida

Tremendo lío se armó cuando la Comisión de Boxeo de Mérida retuvo las licencias de pugilistas que tomaron parte en una velada celebrada en el local “Baratilleros”.

Sucedió que el presidente de la ComBox, Santiago Basto Mejía, detectó anomalías en los carnets de los pupilos del “Platanito” Arjona y fue ahí donde ardió Troya, porque la licencia fue expedida  por la Comisión de Boxeo de Progreso. Hasta aquí no hay problema, la bronca es que la salida y revisión médica se las hicieron en Mérida.

El galeno Basto Mejía detalló que los exámenes médicos fueron hecho en el DIF del fraccionamiento Fidel Velázquez, siendo ahí el detonante, toda vez que en dichas salidas llevan el sello de esa dependencia  gubernamental.

El director del DIF Estatal, Dr. Limbert Sosa, está contrariado por ese acontecimiento, ya giró órdenes para que el departamento jurídico de esa dependencia tome cartas en el asunto  con medidas drásticas, porque el Dr. Sosa nos aseguró que documentos o sellos del DIF no pueden ser utilizados por ningún doctor para salidas médica de pugilistas.

El Dr. Limbert Sosa dijo muy acertadamente que no es un juego autorizar a un púgil que vea acción en el terreno profesional y si la doctora -cuyo nombre no ha sido revelado- es parte de una comisión de boxeo, que dichos exámenes los haga en otro consultorio y fuera de su horario de trabajo en el DIF de la Fidel Velázquez.

Nos dijo el Dr. Sosa que en breve darán a conocer el nombre de la doctora  que cometió el error de utilizar el sello del DIF Estatal y eso ocasionará una sanción a la facultativa y hasta podría ser despedida.

Es el momento  que debe reactivarse la idea de conformar la Unión de Comisiones de Boxeo de Yucatán, lo que evitaría la improvisación de “comisionados”  que no saben ni lo más minimo del reglamento del deporte de los puños y, por ende, corre peligro la vida de un pugilista.

Los únicos organismos que gozan de prestigio son las comisiones de boxeo de Valladolid, Chicxulub Pueblo y Mérida.

La ComBox de Mérida debe investigar a fondo sobre las supuestas licencias “balines”, porque nos enteramos que al mánager y boxeadores que les retuvieron sus licencias entrenan por el rumbo de la Fidel Velázquez y su carnet es de Progreso, aunque el mentor les aseguró a los comisionados meridanos que tiene su residencia en el puerto progreseño.

Aquí no se trata de quién es el malo de la película; es una situación muy delicada porque se trata de un deportista que practica el boxeo y con una mala preparación o que tenga problemas físicos, está exponiendo su vida al no haber un médico  con conocimientos del deporte de los puños.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios