25 de Septiembre de 2018

Opinión

'Life'

La película del director holandés Anthony Corbijn no fue distribuida en salas mexicanas hasta el 7 de octubre de 2016...

Compartir en Facebook 'Life'Compartir en Twiiter 'Life'

Aunque “Life” fue estrenada en 2015, la película del director holandés Anthony Corbijn no fue distribuida en salas mexicanas hasta el 7 de octubre de 2016. El filme del también director de “Control” (2007), que aborda la vida de Ian Curtis, cantante de Joy Division, en esta ocasión indaga sobre la relación entre el icónico mito del cine James Dean y el fotógrafo freelance Dennis Stock.

Lejos de ser una más de las producciones biográficas que tanto abundan hoy día en el cine, “Life” explora la relación entre el fotógrafo Stock (Robert Pattinson) y el actor en ciernes Jimmy Dean (Dane DeHaan), basado en las memorias del primero, que conoció al actor en 1955 en una fiesta en Los Angeles, California. Esto servirá de catalizador para que ambos entablen una agridulce amistad al tiempo que luchan por sobresalir en sus respectivos campos de trabajo.

A pesar de no ser todavía una figura famosa, Stock logra ver en Dean a un personaje con cierto magnetismo, con la idea de realizar un ensayo fotográfico para publicarlo en la revista “Life” antes de que la primera película de James lo lance al estrellato. Esto sirve de excusa para ambientarnos en la Norteamérica de mediados de los 50, lo cual logra a través de una cuidada fotografía apoyada por una banda sonora llena de jazz que nos transporta a la época.

Como es de suponer, la producción se apoya en las actuaciones, pero contrario a lo que pudiera pensarse no es Dane DeHaan y su interpretación de Dean la que roba los reflectores, sino la matizada y autocontenida encarnación de Pattinson como un Dennis Stock inseguro y al mismo tiempo ambicioso en su intento por ser considerado un fotógrafo artístico, no un mero fotoperiodista de sociales.

Por el contrario, el James Dean de DeHaan luce un tanto acartonado y poco creíble en sus acciones y motivaciones, haciéndolo lucir incluso inmaduro. Completa el ensamble actoral Ben Kingsley como Jack Warner, cuyo papel antagónico resulta mínimo y francamente olvidable, ya que no aporta nada al drama y su presencia es meramente circunstancial. Con todo, el verdadero protagonista es la fotografía en sí misma, la pasión por el arte de capturar instantáneas llenas de vida, momentos sin los cuales hoy no tendríamos ese valioso documento de James Dean en plenitud antes de su precoz muerte en su Porsche Spider.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios