19 de Septiembre de 2018

Opinión

Líos en educación superior

Los maestros del Centro de Actualización del Magisterio (CAM) se armaron de valor para demostrar su rechazo al trato que reciben por parte de la contadora Isabel Novelo y Ligia Chalé.

Compartir en Facebook Líos en educación superiorCompartir en Twiiter Líos en educación superior

Cansados de amenazas y ofensas de parte de sus jefes, los maestros del Centro de Actualización del Magisterio (CAM) se armaron de valor para demostrar su rechazo al trato que en los últimos meses han recibido por parte de la contadora Isabel Novelo y Ligia Chalé.

Aparte de soportar vejaciones, el personal, compuesto por más de 40 maestros, trabaja en condiciones de hacinamiento, pues los espacios asignados para sus labores son muy reducidos. Para complicar aún más la situación, el calor generado por la aglomeración se torna insoportable todos y cada uno de los días, ya que no tienen clima artificial en sus oficinas. Otra denuncia es que sólo cuentan con un baño para atender la necesidad de unas 30 mujeres, provocando con ello largas colas e incomodidad mientras les llega su turno, aparte de que carecen de jabón y papel para su servicio.

Según señalan, se les acusa continuamente de incompetentes y flojos, además de ladrones; sin embargo, no les reconocen que fueron ellos quienes, a pesar de todas las carencias y falta de apoyo, diseñaron la currícula de la licenciatura en educación inicial; y por lo de ladrones, les achacan el robo de equipo de cómputo y cañones para proyección. Según Isabel Novelo y Ligia Chalé, el robo lo realiza el personal durante los fines de semana y días festivos, pese a que el edificio cuenta con vigilancia continua que hubiera detectado cualquier intento de sustracción de bienes y equipo.

La bomba explotó cuando la semana pasada se dio la orden de retirarles los archiveros que tienen a su servicio con todo y documentos propios de su trabajo, esto ya no lo aguantaron, pues lo consideraron un exceso y abuso de autoridad por parte de sus superiores que no buscan la forma de desaparecer su servicio. Esta acción causa molestia, pues todo lo que les quitan, entre laptops, cañones, pantallas, impresoras y televisores, es enviado a las escuelas normales.

Reclaman que en la asignación de plazas se ignora a la comisión dictaminadora del nivel educativo, atropellando derechos del personal de base. También reclaman el pago de la recategorización y el pago de la beca por desempeño que llevan más de diez meses de atraso. Piden igualmente les sean otorgadas las 120 horas de 3 plazas de tiempo completo que se encuentran vacantes. El hecho ya fue turnado al Palacio de Gobierno para su pronta atención y es la papa caliente que Víctor Caballero tendrá que resolver entre sus prioridades.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios