15 de Noviembre de 2018

Opinión

Los “amigos” en el Ipepac

La consejera presidenta del Ipepac, María Elena Achach Asaf, se empeña en mantener el amiguismo, el autoritarismo, las violaciones a las leyes.

Compartir en Facebook Los “amigos” en el IpepacCompartir en Twiiter Los “amigos” en el Ipepac

Contrariamente a la transparencia que el gobernador Rolando Zapata Bello ha impulsado en su administración pública, la consejera presidenta del Ipepac, María Elena Achach Asaf, se empeña en mantener el amiguismo, el autoritarismo, las violaciones a las leyes y el ocultamiento de información, entre otras prácticas antidemocráticas.

Por las respuestas a cuestionamientos de representantes de los partidos políticos, los consejeros electorales del Ipepac parecen apostar al manejo de las leyes a su conveniencia, sin importarles los códigos de ética, y parece también que, desde ahora, están manchando el proceso electoral de 2015.

“Son conocidos, amigos, sí son amigos, ¡claro que son amigos!”, presumió la consejera presidenta al revelar que colocó al menos a tres de sus cuates en cargos torales del “árbitro” electoral.

Además no tienen la altura para aceptar sus actos irregulares y recurren a escritos (con faltas de ortografía, quizá redactado por alguno de sus amigos), sin sustento para tratar de aparentar que son puros y limpios.

Eso sí, no tienen empacho en decir que se ponen de acuerdo entre ellos para tomar medidas en contra del servicio profesional electoral de los trabajadores del Instituto, para tener la vía libre y colocar a sus conocidos, en detrimento de los que ya tienen experiencia en el cargo. Ese es el Consejo Electoral que tenemos en Yucatán, y que se aferra a ignorar la dinámica adoptada por el gobierno estatal.

A pesar de que el Ipepac es un órgano autónomo y tiene la obligación institucional de ser ejemplo de democracia y transparencia, para la percepción social forma parte de la estructura política y por tanto ensucia todo el trabajo realizado por los partidos políticos y los tres poderes del estado.

Y les recuerdo lo que declaró el presidente de la asociación civil, Líderes en Alianza, que agrupa a jóvenes abogados de Yucatán, Roberto Díaz Axtle: “Cuando las cosas no se hacen de manera correcta, de inmediato lo que procede es designar a otra persona que sí tenga las capacidades, que sea objetiva y que no tome decisiones con base a intereses personales”, es decir, es hora de decirle adiós a María Elena Achach Asaf ¿O esperan que se revele la siguiente sorpresa?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios