14 de Diciembre de 2018

Opinión

Los desafíos de Chetumal

La capital del estado enfrenta un desafío enorme, sobre todo por haber sido colocada en una situación muy complicada por sus recientes...

Compartir en Facebook Los desafíos de ChetumalCompartir en Twiiter Los desafíos de Chetumal

La capital del estado enfrenta un desafío enorme, sobre todo por haber sido colocada en una situación muy complicada por sus recientes autoridades municipales a partir del período de Andrés Ruiz Morcillo, quien incrementa la deuda colosalmente, siendo relevado por el chetumaleño menos indicado, como lo fue Carlos Mario Villanueva Tenorio.

Othón P. Blanco es de los contados municipios que han reiterado sin condiciones su respaldo a los candidatos del PRI a nivel de alcaldía, ya que a partir del proceso de 2005 los electores lanzaron un devastador mensaje, al dar la espalda a tres de los cinco candidatos del Tricolor a la diputación local, concretamente a Moisés Pacheco Briceño, Cecilia Loría Marín y Arturo Fernández Martínez.

Pero al parecer 2005 no fue una lección asimilada por el PRI, pese al impacto del rechazo que le arrebató al PRI la Presidencia de la Gran Comisión del Congreso por vez primera en su historia.
Para suerte del PRI, la oposición no ha sido capaz de organizarse para plantear un desafío en toda forma, por el simple hecho de que los dirigentes y principales figuras de estos partidos están concentrados en Cancún.

Esta oportunidad no debe ser desechada por los priistas de la capital del estado, quienes han incurrido en exceso de confianza porque no han sido exigidos por la oposición, tendencia que se va a mantener en los próximos comicios federales, para la selección de tres diputados federales.

Chetumal enfrenta enormes desafíos, y entre ellos destaca la obligación de preservar su envidiada categoría de capital con carácter y con dimensiones de pueblo idílico donde la seguridad era plena, con una población confiable y trabajadora, ajena al delito en todas sus manifestaciones.

Nuestra capital ha cumplido 116 años, y se consolida como una ciudad con personalidad, dispuesta a los desafíos que se le han presentado en las últimas décadas, más allá de huracanes que han puesto a prueba el carácter de su gente.

Pero las dimensiones de Chetumal no siempre han sido igualadas por sus políticos del sur, quienes han impactado frontalmente en las zonas sensibles del Ayuntamiento capitalino, para colocar de rodillas a las administraciones municipales una vez que Andrés Ruiz Morcillo entregó las riendas a Carlos Mario Villanueva.

Pese a todo, la capital del estado tiene un potencial enorme que debe ser bien aprovechado por sus políticos e iniciativa privada, para que generen condiciones de desarrollo a la altura de las dimensiones que vislumbraron sus fundadores.

Chetumal bien que merece todo el esfuerzo de sus hijos, muchos de ellos desprendidos de otras latitudes y que han aportado el mayor de sus esfuerzos para consolidar esta población.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios