16 de Diciembre de 2018

Opinión

Los grandes pendientes de Carlitos

La administración municipal que encabeza Carlos Mario Villanueva Tenorio será recordada por la grandeza de generar de manera inmediata un hartazgo de los ciudadanos...

Compartir en Facebook Los grandes pendientes de CarlitosCompartir en Twiiter Los grandes pendientes de Carlitos

 

La administración municipal que encabeza Carlos Mario Villanueva Tenorio será recordada por la grandeza de generar de manera inmediata un hartazgo de los ciudadanos para con su forma de gobernar la capital de un estado como Quintana Roo, el cual es líder en materia turística a nivel nacional y en Latinoamérica.
 
Muchos serán los pendientes que dejará en unos cuantos meses el hijo del ex gobernador del estado, Mario Villanueva Madrid, a quien le quedó muy grande el saco y no pudo resolver cuando menos los problemas prioritarios en el municipio, como la recolecta de basura. 
 
Entre la herencia que Villanueva Tenorio dejará a su sucesor, se encuentra el problema del transporte urbano en la ciudad, el cual es inexistente, lo que ha ocasionado un serio malestar entre la población, sobre todo aquella que no cuenta con el recurso suficiente para tener un vehículo, una motocicleta, o de perdis una bici.
 
El sector popular de Chetumal está padeciendo y de manera directa en sus bolsillos el pagar diariamente el servicio de taxi para llegar a su trabajo, llevar a los niños a la escuela o hacer la despensa; pero si a esto le sumamos que existen familias que tienen más de dos hijos, y que cada uno estudia en escuelas distintas, se torna el panorama aún más grave, ya que de pagar 10 pesos por persona ida y vuelta a la escuela –que cobraban los camiones urbanos–, ahora tienen que darle a sus vástagos 30 pesos sólo para transporte, ya que el pago mínimo del servicio de taxi es de 15 pesos.
 
Otro de los grandes problemas que dejará el actual alcalde es el relacionado con la recolecta de basura. Es penoso tener una capital carente de lo básico, en este caso los servicios públicos; no hay camiones recolectores de basura, todos están descompuestos y no hay para cuando arreglarlos, si no fuera por los trabajadores y equipo de las “brigadas” del gobierno del estado, la ciudad capital estaría inundada de basura.
 
El apoyo que ha dado el gobierno del estado a todos los municipios, sin miramientos políticos, si son rojos, azules o amarillos, ha permitido tener camellones limpios y pintados, juegos infantiles restaurados, alumbrado público eficiente, calles limpias y parques pintados en su totalidad; ahí lo menos que deberían de hacer los presidentes municipales es decir “gracias”.
 
Los lotes baldíos, proliferación de perros callejeros, escasez de obra municipal y basureros clandestinos son parte de la gran lista de situaciones que no pudo resolver el presidente municipal pompeyense.
 
Para finalizar con estos pendientes, y ya no seguir con el desgaste mental que nos causa tan sólo pensar en algo bueno que haya realizado Villanueva Tenorio, tenemos el problema del zoológico de Chetumal; este tema por sí solo se cuece aparte.
 
Muchos han de decir ya dejen en santa paz el tema del zoológico de Chetumal, pero es  imposible cuando cada día salen a relucir anomalías y se nos da a conocer el desvío de recursos públicos que se hizo, es decir, dinero nuestro que ingresó al Ayuntamiento a través de pagos como el impuesto predial. Sabemos que no nos regresarán el dinero, pero si tenemos el derecho de cuestionar, y por qué no criticar, el cochinero que se hizo de un lugar que hace algunos años era un ícono de la ciudad, a donde creo yo, antes de su remodelación iban mas familias que las que acuden ahora.
 
El designar a gente sin conocimientos en el tema como Leslie Martínez, quien sólo se dedicó a desviar los recursos económicos y materiales del zoológico para hacer su “casita”, fue parte de la debacle del que alguna vez se pensó le haría competencia al parque Yumka en Tabasco. En la lista de personal figuraban más de 90 personas, las cuales no tenían conocimiento en el manejo de animales, reptiles, aves, y muchos menos sabían qué darles de comer. Todas  entraron en esta administración municipal haciendo a un lado a gente que en verdad sabía su chamba.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios