23 de Julio de 2018

Opinión

Los huesos del PRD

Con el canibalismo que caracteriza a sus militantes, el PRD culminó esta semana con el registro de los candidatos que aspiran a formar parte de los consejos municipales...

Compartir en Facebook Los huesos del PRDCompartir en Twiiter Los huesos del PRD

Con el canibalismo que caracteriza a sus militantes, el PRD culminó esta semana con el registro de los candidatos que aspiran a formar parte de los consejos municipales, estatal y nacional del Sol Azteca, posiciones nada despreciables ya que son estos consejeros los que tendrán los hilos que controlan al organismo en Quintana Roo.

Como siempre, es un juego de ambiciones, y los grupos que se disputan el control del partido lo saben muy bien. Para unos, representa la continuidad del proyecto del actual dirigente, Julio César Lara Martínez, personaje completamente identificado con el ex alcalde de Cancún, Julián Ricalde Magaña.

Para otros, la posibilidad de llegar a los Consejos abre la puerta para renovar la dirigencia y empezar de cero, sobre todo después de haber sido borrados del mapa en las pasadas elecciones locales donde perdieron todo.

Y es que el PRD no supo manejar las circunstancias a su favor y, después de que por primera vez se hicieron con tres presidencias municipales en las elecciones locales de 2010 incluyendo el municipio de Cancún, en 2013 fueron barridos por la maquinaria priista.

Es evidente que el partido del Sol Azteca se encuentra atravesando una época de vacas flacas después de un largo periodo de abundancia, pero esta hambruna política se la provocaron ellos mismos, ya que en lugar de trabajar en equipo y consolidar un proyecto sólido, los perredistas han hecho de las traiciones y el juego sucio su modo de vida, y lo único que cuenta son las ambiciones individuales de sus miembros más poderosos.

Esta vez no es diferente, todas las “tribus” del PRD local ya desplegaron su ofensiva para hacerse del control del disminuido partido, con la idea de colocarse en inmejorable posición para quedarse con las dirigencias municipales, la estatal, y de paso colarse a las candidaturas rumbo al 2015 y 2016.

Uno de los más interesados –y de los más fuertes aspirantes- es justamente Julián Ricalde Magaña, que aliado con su alfil, el diputado plurinominal local Jorge Aguilar Osorio, pretende incrustar a su grupo cercano en el Consejo para asegurar una candidatura a la diputación federal en 2015, y hasta la candidatura a gobernador para el 2016.

Julián Ricalde, como el último alcalde de Cancún de afiliación perredista, goza de gran influencia dentro del PRD debido a que en los últimos años el Ayuntamiento que dirigió fue el pilar económico del perredismo, por lo que tejió complicidades utilizando ese poder. No son pocos los que le deben favores dentro de su partido.

Juega a su favor que el líder estatal, Julio César Lara, tiene los dados cargados y apoya abiertamente al grupo ricaldista.

Pero no está solo y no la tiene fácil, ya que hay otros personajes perredistas con peso que buscan terminar con el liderazgo de Julián Ricalde y, según ellos, “darle un nuevo rumbo al partido”.

Allí se encuentran por ejemplo, el ex diputado Antonio Meckler Aguilera y María Eugenia Córdova, antiguos aliados de Ricalde que terminaron distanciados y que ahora se han convertido en su competencia.

También compiten por los puestos de Consejeros la corriente autodenominada “Nueva Izquierda”, comandada por el ex candidato a la gubernatura Gerardo Mora, y que integra en sus filas al regidor de Playa del Carmen, Orlando Muñoz, y al ex alcalde de José María Morelos, Domingo Flota Castillo.

Otro de los que buscan incrustarse en el Consejo es Rafael Esquivel Lemus junto con su grupo político, quien presuntamente está recibiendo apoyo de los ex perredistas Gregorio Sánchez Martínez y hasta de Marybel Villegas Canché, quien después de pasar por el PAN recientemente se convirtió al priismo.

Las elecciones internas del PRD estarán organizadas por el nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) y se llevarán a cabo el próximo 7 de septiembre, donde se definirá quien se queda con los “huesos” del  Sol Azteca en Quintana Roo

Impuesto a taxistas

Preocupación y descontento se percibe entre el gremio de los taxistas en la capital, ya que como consecuencia de la Reforma Fiscal ahora tendrán que rendir declaración de sus ingresos y pagar hasta el 30 por ciento de impuestos, lo que no hacían porque gozaban de un régimen simplificado.

La noticia les llegó desde principio de año, pero muchos la recibieron con incredulidad, mientras que otros con verdadera preocupación. Y es que los ingresos que perciben los taxistas por su trabajo son cada vez menores, debido al incremento de la competencia al haber cada vez más unidades, además del inicio de operaciones del transporte urbano y los continuos incrementos al combustible.

Por si fuera poco como la mayoría de los chafiretes desconocen cómo funciona el sistema fiscal ahora tendrán que pagarle a un contador para manejar sus finanzas, lo que representa un gasto adicional.

Esta semana el actual líder del Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler (Suchaa), Rafael Zetina Galván, anunció que cada uno de los dos mil 300 taxistas que pertenecen a la organización pagarán 70 pesos mensuales por el servicio de un asesor contable, que los pondrá al día en sus obligaciones fiscales.

Ojo, los 70 pesos solo serán para el pago del servicio del contador, no el pago de los impuestos que cada taxista tendrá que solventar de acuerdo a sus ganancias.

Además algunas voces dentro del sindicato piensan que la contratación de este asesor contable y la cuota impuesta por el nuevo líder sindical huelen a un jugoso negocio personal, ya que estaríamos hablando de 161 mil pesos mensuales de aportación por parte de los choferes.

A raíz de esta situación los ánimos nuevamente están agitados dentro del Suchaa y nubarrones de tormenta asoman en el horizonte, amenazando con romper la calma que reina en la organización sindical desde la caída del polémico ex dirigente, Eliezer Argüelles Borges.

El problema de la basura

Desde hace al menos un par de años la basura y su deficiente manejo ha provocado un enorme problema a Chetumal, donde el relleno sanitario en uso se encuentra en pésimas condiciones y completamente saturado, de manera que se ha convertido en un foco de infecciones y de contaminación ambiental.

Por supuesto que la responsabilidad de atender este grave problema es del Ayuntamiento capitalino, y ante la desidia de las dos pasadas anteriores administraciones la papa caliente cayó en las manos del alcalde Eduardo Espinosa Abuxapqui y de su cabildo, quienes deben ofrecer una solución definitiva.

Se han valorado varias propuestas, entre ellas la creación de un nuevo relleno sanitario en una zona adecuada, porque el actual se encuentra a tan solo unos metros de una zona habitacional, con el eminente riesgo de provocar problemas de salud en los vecinos.

Pero una de las acciones contundentes que realizó el Ayuntamiento esta semana fue revocar el contrato de manejo de la basura a una empresa denominada “Intransiso”, que tenía la responsabilidad del manejo del relleno sanitario y disposición final de los desechos.

A todas luces la labor de la empresa fue bastante mala porque el relleno sanitario se saturó antes del tiempo estimado, además de que con dar una vuelta por el lugar se distingue la desorganización y el descuido con que se distribuyen los desechos, algunos de ellos bastante tóxicos.

Con las evidencias como argumento, el municipio rompió el trato con la empresa que no pudo o no supo ofrecer alternativas viables para dar una solución definitiva a este grave problema.

La opción que ahora busca el Ayuntamiento dirigido por Espinosa Abuxapqui es eliminar la basura a través de un método conocido como pirolisis, la cual consiste en destruir los desechos en tanques especiales con altas temperaturas y compuestos químicos. Se supone que es mucho menos contaminante que la incineración.

Pero para llevar a cabo este proceso, hay un paso fundamental, y es que el Congreso local y las autoridades ambientales tienen que aprobar la acción; después se vería un nuevo contrato con la empresa que ofrece el servicio. Esperemos que el proceso sea ágil porque el asunto es urgente.

Las deudas de la SEyC

En verdaderos aprietos se encuentra el titular de la Secretaría de Educación y Cultura, José Alberto Alonso Ovando, ya que profesores y trabajadores de la educación continúan denunciando públicamente que la dependencia no paga a los diversos acreedores el dinero que les descuentan de su nómina puntualmente.

Esto ha generado problemas crediticios y hasta demandas mercantiles para los empleados de la Secretaría, ya que las empresas no demandan a la dependencia, sino al deudor directo.

Cabe recordar que estas deudas que la SEyC mantiene con aseguradoras, financieras, y empresas como ETESA, que tienen conviene para realizar sus cobros directamente de la nómina, fue una de las chispas que detonaron el conflicto magisterial del año pasado, con las terribles consecuencias que todos sabemos.

Y aunque se hizo el compromiso por parte de la autoridad educativa de que estas deudas serían finiquitadas, el problema persiste afectando a miles de empleados del sector.

Alonso Ovando está bien consciente de la magnitud del problema, y aseguró que está en negociaciones con estas empresas para reestructurar las deudas a fin de no perjudicar a los trabajadores.

Lo malo es que hasta el momento estas negociaciones no han rendido frutos y los que siguen pagando los platos rotos son los trabajadores, quienes siguen siendo tratados como “mala pagas” a pesar de que cada quincena les retienen parte de sus ingresos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios