11 de Diciembre de 2018

Opinión

Los pajaritos profetas

Un pajarito le dictó a la señora Zavala (ex varios cargos en la alta burocracia) cifras “macro” que demuestran cómo ha incidido Oportunidades en la economía nacional.

Compartir en Facebook Los pajaritos profetasCompartir en Twiiter Los pajaritos profetas

Se está poniendo de moda eso de que los pajaritos les den mensajes a los políticos, sin que importe si son de izquierda mesiánica o de derecha confesional, y les digan qué es lo que deben hacer, porque “su espiritualidad” les indica que ahora de ese modo se establecen comunicaciones con fuerzas más allá de lo humano. Y por eso declaran o escriben cada cosa, que Dios guarde en su memoria.

Dos ejemplos, dos, como dicen en las corridas:

En reciente artículo como editorialista invitada, la diputada plurinominal Beatriz Zavala Peniche opina en este periódico que el gobierno federal pretende tergiversar y descalificar por motivos políticos el programa Oportunidades que realizó el gobierno panista en México, porque la secretaria de Sedesol, Rosario Robles Berlanga (enemiga de doña Beatriz), anunció que pedirá a un consejo de notables que haga un análisis de lo hecho hasta ahora y vea si hay posibilidades de mejorarlo para que deje de ser asistencialista y se convierta en productivo.

Un pajarito le dictó a la señora Zavala (ex varios cargos en la alta burocracia) cifras “macro” que demuestran cómo ha incidido Oportunidades en la economía nacional, aunque la realidad diga que se ha vuelto una especie de industria de la beca que hace al recipiendario depender del subsidio y no esforzarse por mejorar con base en lo que recibe.

Otro pajarito parece que le dice todos los días al alcalde Renán Barrera que las primeras nueve manzanas del Centro Histórico están libres de vendedores ambulantes y el munícipe no se nota que tenga la menor intención de ver si ese alado bicho tiene razón. La tarde del sábado, en un cuadro que forman las calles 60, 62, 65 y 67, quien esto escribe contó cinco ambulantes vendiendo desde elotes y frutas hasta tamales y dulces.

El síndrome Maduro está pegando duro. Cuidado con los pajaritos profetas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios