19 de Agosto de 2018

Opinión

Los pecados de Aguakan

Se denomina agua potable o agua para consumo humano, al agua que puede ser consumida sin restricción

Compartir en Facebook Los pecados de AguakanCompartir en Twiiter Los pecados de Aguakan

Se denomina agua potable o agua para consumo humano, al agua que puede ser consumida sin restricción. El término se aplica al agua que cumple con las normas de calidad promulgadas por las autoridades locales e internacionales.

El agua que procede de la red de saneamiento de Cancún no es apta para el consumo humano. Así lo confirman las cartas enviadas a Aguakan en la que se apunta que en las últimas mediciones que se realizan de forma periódica se han superado los 50 miligramos de nitratos por litro.

Así, no se debe beber ni se debe utilizar para cocinar. Sí que se puede, sin embargo, utilizar para ducharse, limpiar la ropa y fregar los utensilios de cocina sin riesgo para la salud.

Además de esto ya hay quejas presentadas ante la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, en contra de la empresa distribuidora del agua potable y alcantarillado en Cancún, Aguakan, por no garantizar el derecho a su acceso, disposición y saneamiento para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.

En la queja se menciona que el acceso al agua es un derecho fundamental, que debe de ser potable en Quintana Roo, y específicamente en Cancún.

El organismo encargado de esta tarea se denomina Desarrollos Hidráulicos de Cancún, S.A. de C.V., también conocido como Aguakan, quien no ha demostrado que el agua que llega a cada hogar sea potable.

Los contaminantes hallados en el agua son sustancias que vuelven al agua no apta para el consumo. Algunos contaminantes se pueden identificar fácilmente mediante la evaluación del sabor, del olor y de la turbidez del agua. Sin embargo, la mayoría no se puede detectar fácilmente y es necesario realizar pruebas para determinar si el agua está contaminada o no. Si no se verifica, los contaminantes pueden causar una amplia gama de enfermedades vinculadas con el agua que ocasionan terribles daños en la salud de los seres humanos.

Los elementos que se encuentran de forma natural pueden también contaminar el agua. Las toxinas como el altamente venenoso metal arsénico pueden ocurrir naturalmente a niveles inaceptables.

El agua contaminada debe ser tratada antes de que se pueda usar para el consumo humano. 

Los Quintanarroenses exigen que Aguakan aclare por qué suministra agua que no es apta para el consumo humano, después de que el Laboratorio ABC Química Investigación y Análisis, S.A. de C.V., diera a conocer además altos niveles de sulfatos, dureza del agua y solidos disueltos en ella.

La inconformidad es porque Aguakan no cumple con los parámetros establecidos por las normas sanitarias y que el vital líquido que distribuye ocasiona severos daños en la salud, por lo que se insiste que la dependencia tiene que demostrar todo lo contrario o, en su defecto, debe procederse legalmente.

Es increíble que se tenga que pagar mensualmente por un agua que no cumple con esos parámetros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios