18 de Octubre de 2018

Opinión

Los sabios de Córdoba

La película destaca la convivencia pacífica a pesar de creencias religiosas y que no existe un choque de civilizaciones, sino de ignorancias.

Compartir en Facebook Los sabios de CórdobaCompartir en Twiiter Los sabios de Córdoba

Hace unos días una apreciada amiga, lectora asidua de esta columna y conocedora de la cultura judía, me reclamó que no hubiera incluido a un importante médico y escritor judío en la colaboración pasada de Medicina y Literatura. Mi primera defensa fue reclamar mi derecho a la ignorancia, pero cuando me dijo que se trataba de Maimónides, entonces la respuesta fue la falta de espacio, ya que Avicena fue el representante de esa época.

Pero la vida y obra de este judío universal, Rabí Moshe Ben Maimon, conocido también por su acrónimo Ramban o su nombre occidental, Maimónides (1135-1204), están relacionadas con la de otro médico de conocimientos enciclopédicos, perteneciente a la cultura islámica: Ibn Rushd o Averroes (1126-1198), quienes nacieron en la ciudad de Córdoba, cuando esta ciudad terminaba su periodo de mayor esplendor económico y cultural, pues era la capital de la España musulmana y había competido en esplendor con otras grandes ciudades de esa época: Damasco y Bagdad; y era un verdadero ejemplo de pacífica convivencia multicultural, entre judíos, árabes y cristianos, evidenciado en la actualidad por la magnificencia de su catedral-mezquita.

Los primeros años de Maimónides, perteneciente a una importante familia judía, transcurren en Córdoba, a la que por la dominación almohade tiene que abandonar, viviendo en varias ciudades y estableciéndose finalmente en Egipto, en donde fue un líder de su comunidad y donde escribe la mayor parte de su obra religiosa, filosófica y científica. Fue médico de la corte de Saladino y dominó todas las áreas del conocimiento de su época. 

Estuvo influenciado por la obra filosófica de Aristóteles que fue la base de su pensamiento, que pretende demostrar la vinculación de la fe y la razón, la filosofía y la religión y que plasma en su obra “La guía de los perplejos” y en su mishna tora reúne parte de la tradición oral judía. Su obra talmúdica es tan importante que fue considerado el segundo Moisés. En su obra médica destacan: La guía para la salud, El tratado sobre venenos y sus antídotos, entre otras tantas. 

El árabe Averroes es otra lumbrera que brilló en la edad media española, cuando el resto de Europa languidecía en el obscurantismo; es conocido como el comentador, por sus comentarios a la filosofía de Aristóteles. La refutación de la refutación es otra de sus obras que mucho influyeron en Tomás de Aquino y Gregorio Magno; al igual que Maimónides, fue también rechazado por los puristas de sus respectivas religiones a causa de sus innovadoras ideas.

El paralelismo de estos grandes hombres medievales, uno judío y otro islámico, inspiró la película: Los sabios de Córdoba, realizada con motivo del atentado del 11 de septiembre en Nueva York, destacando su convivencia pacífica a pesar de sus creencias religiosas y resaltando que no existe un choque de civilizaciones, sino de ignorancias, sobre todo ahora que vuelven a tronar los cañones en la franja de Gaza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios