23 de Septiembre de 2018

Opinión

Los secretos y enigmas del Templo del Adivino (3)

Podemos decir que las características del Templo IV corresponden al estilo arquitectónico Chenes del norte de Campeche.

Compartir en Facebook Los secretos y enigmas del Templo del Adivino (3)Compartir en Twiiter Los secretos y enigmas del Templo del Adivino (3)

Continuando con la explicación de las fases arquitectónicas de este edificio, quedamos con el adosamiento del Templo III que, tiempo después, fue cubierto por otro edificio que hoy se conoce como el Templo IV y que consideramos como la máxima obra arquitectónica lograda debido a que expresa la más alta manifestación artística en el tallado de piedra y que en su conjunto muestra la cara del dios Itzamná.

La entrada principal representa la boca con piedras labradas que semejan los dientes, sobre este acceso está la nariz diseñada con una laja rectangular sobre la que se ve a dos individuos hincados que pueden ser los bacab o patronos relacionados con el aire. También se definen claramente los ojos con sus respectivas pestañas ganchudas y cejas decoradas.  Integran las esquinas de la fachada torres de mascarones que representan al dios de la lluvia Chaac.

Toda la fechada está decorada con celosías, diseños de plumas, representaciones del mundo, símbolos de Venus, rombos,  círculos y representaciones estilizadas de serpientes. Los lados norte y sur de este mismo templo están cubiertos con símbolos que representan serpientes, celosías y mascarones de Chaac.

Una amplia escalinata comunica a este templo con el patio del Cuadrángulo de los Pájaros, cerca del remate de la escalinata se ve un nicho con un mascarón del dios de la lluvia. Complementan la decoración de la escalinata doce dados decorados con mascarones del dios de la lluvia que flanquean la escalinata en este costado del edificio.

Podemos decir que las características del Templo IV corresponden al estilo arquitectónico Chenes del norte de Campeche. Sin embargo, en Uxmal este estilo se magnificó a partir  del delicado labrado de la piedra caliza que se expresa como una tradición arquitectónica regional del Puuc. Años después, se añaden dos basamentos más y sobre el último se desplanta el Templo V, con dos habitaciones que miran al oriente y una sola en el lado poniente. Las fachadas son más sencillas, enalteciendo la casa de palma y bajareque y paneles con celosías.

El Templo del Adivino, con todas sus fases arquitectónicas, puede interpretarse como un edificio ceremonial al que se integran edificios de tipo Palacio que funcionaban como la morada de la élite gobernante. Pero el Templo del Adivino también tiene un gran significado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios