21 de Octubre de 2018

Opinión

Los últimos guerreros de Yucatán

Muchas empresas transnacionales dan prestaciones que las locales no ofrecen.

Compartir en Facebook Los últimos guerreros de YucatánCompartir en Twiiter Los últimos guerreros de Yucatán

Con frecuencia denostados, los empresarios de Yucatán han tenido muchos nuevos retos los últimos 20 años; su desaparición y la poca valía que les dan la sociedad y el gobierno son centro de este artículo.

La percepción social de los empresarios locales  es nula y hasta negativa, se les ve como intolerantes, austeros y anticuados. Los ejecutivos siempre quieren trabajar en empresas trasnacionales.

¿Pero es verdad que son mejores las empresas  transnacionales? Definitivamente no, a continuación explico.

Para los trabajadores.- Efectivamente muchas empresas transnacionales dan prestaciones que las locales no ofrecen, pero las locales tienen mejor  empatía, por ejemplo: en caso de una emergencia, la respuesta que ofrece un local es contundente y efectiva, existe una mejor conexión humana. 

La rotación en las empresas transnacionales es mucho más alta; calculan el entusiasmo laboral, es decir, saben que los primeros 5 años van a ser muy productivos, después de ese tiempo son duros en el trabajo y por cualquier cosa despiden a la gente; en la empresa local es más larga la duración de los empleos.

Para el gobierno.- No existe una relación económica directa entre los empresarios locales y el gobierno,  sólo los impuestos de nómina provienen de éstos y son fijos, no se apuesta al éxito de las empresas como sería a las utilidades o las ventas como el ISR o IVA. Los ingresos estatales en un 90% provienen de la Federación, es triste, pero siempre están buscando inversionistas fuera de la ciudad y no animando a los empresarios locales.

Para la sociedad.- Siempre las franquicias extranjeras tienen mayor atractivo porque sus productos o establecimientos vienen aderezados con magnéticos anuncios en la televisión o decorados lujosos en sus espacios; tenemos la idea de que lo externo es mejor, nos hace sentir elevados.

Conclusión: las empresas locales son mejores para el trabajador, les ofrecen una opción a largo plazo y una mejor conexión humana en casos de emergencia familiar. Están más atentas a apoyar a las autoridades locales con recursos y tiempo para las causas sociales vía organizaciones altruistas; son generadoras de mejores empleos, ya que los corporativos necesitan empleados administrativos bien pagados (las trasnacionales los tienen en otros estados o países). 

Lo más importante, los empresarios locales conservan la riqueza en la ciudad, reinvierten en el Estado en nuevas actividades productivas que generan otros satisfactores en el mercado y nuevos empleos e impuestos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios