25 de Septiembre de 2018

Opinión

Ludópatas de plácemes

Con la flexibilización de las leyes nacionales que posibilitan la obtención de permisos para operar centros de juego y apuestas...

Compartir en Facebook Ludópatas de plácemesCompartir en Twiiter Ludópatas de plácemes

Con la flexibilización de las leyes nacionales que posibilitan la obtención de permisos para operar centros de juego y apuestas, el empresario chetumaleño de origen libanés, George William Afif Bou Nahra, en sociedad con empresarios beliceños, están por inaugurar una sucursal del Casino Princess de Belice en esta capital, donde ya cuentan con clientes cautivos.

El Hotel Casino Princess Chetumal estará ubicado en el primer cuadro de la ciudad en las instalaciones del antiguo Hotel Arges, que según fuentes internas desde hace un par de años sufría enormes dificultades para subsistir estando incluso al borde de la quiebra.

La apertura de esta nueva casa de apuestas en Chetumal ha causado polémica pues las opiniones son divididas, ya que algunos funcionarios y empresarios ven con buenos ojos la inversión por los empleos que se generarán, además de que consideran que este nuevo giro será un atractivo que atraerá más visitantes al alicaído centro de la ciudad.

En el otro extremo se encuentran integrantes de la sociedad y políticos que consideran que los posibles beneficios se ven opacados por los efectos nocivos que conlleva la instalación de estas casas de apuestas, sobre todo en Chetumal donde el desmesurado aumento de los índices de ludopatía preocupa y en serio.

Apenas el pasado mes de febrero el delegado federal de la Secretaría de Economía, Luis García Silva, puso el dedo en la llaga al declarar que uno de los grandes males que han golpeado a los empresarios de esta capital es justamente el vicio del juego, en el que muchos han caído desde la apertura de los casinos en la Zona Libre de Belice y más recientemente en la Plaza Las Américas.

El funcionario federal dijo tener conocimiento de que buena parte de los hoteles y comercios locales que han quebrado en los últimos meses cayeron en desgracia debido a que sus propietarios se volvieron adictos al juego, perdiendo parte de su patrimonio en el proceso.

También psicólogos han alzado la voz, como la directora del Colegio Integral Psicoterapéutico de Chetumal, Guadalupe Pelayo Vázquez, que en su momento consideró que la apertura de este nuevo casino sería un “gancho al hígado para la salud mental de los chetumaleños”.

A pesar de estas genuinas preocupaciones, la sucursal de los Casinos Princess abrirá sus puertas en breve con las leyes a su favor, pues los empresarios aseguran que cuentan con todos los permisos necesarios para ese negocio tan lucrativo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios