18 de Octubre de 2018

Opinión

Maestros contra Sara Latife

Como un huracán que se fortalece en el Caribe, una revuelta del magisterio se está gestando contra la Secretaria de Educación...

Compartir en Facebook Maestros contra Sara LatifeCompartir en Twiiter Maestros contra Sara Latife

Como un huracán que se fortalece en el Caribe, una revuelta del magisterio se está gestando contra la Secretaria de Educación, Sara Latife Ruiz Chávez, quien puede enfrentar una semana complicadísima, capaz de desencadenar insomnios y migrañas.

Los recientes despidos de Carlos May Sánchez (Subsecretario de Educación Básica) y de Cuauhtémoc Malenic Díaz Torres (Subsecretario) no han caído nada bien en el ánimo de un sindicato magisterial que reacciona de golpe, cerrando filas y ganando las calles para presionar a la autoridad.

De hecho, la base del magisterio ya se está organizando para pedir la cabeza de Sara Latife Ruiz Chávez, quien llegó con la consigna de arrinconar a los exponentes del SNTE, con figuras en posiciones clave en la Secretaría de Educación.

Este día 15, precisamente en el Día del Maestro, pretenden realizar una marcha del monumento al maestro hacia el Congreso del Estado. Se trata del primer movimiento para lanzarse contra la Secretaría de Educación y meterla en cintura.

Por mucho menos las bases magisteriales la arman el grande, como enjambres de abejas africanizadas que son capaces de poner en jaque a cualquiera cuando son amenazados sus intereses. Y vaya que el magisterio quintanarroense tiene muchas ganas de mostrar músculo.

Polleros de Migración

Las fugas tan frecuentes en el edificio de máxima seguridad del Instituto Nacional de Migración, en la capital del estado, no tienen más explicación que el lodazal de la corrupción, expuesta de nuevo en días pasados.

A principios de este mes escaparon cuatro indocumentados cubanos del nuevo edificio “inteligente”, cuyas dotes nada tienen que hacer ante las artes delictivas de altos mandos.

Y aunque fueron recapturados dos antillanos, la cuestión de fondo no ha sido resuelta y se relaciona con el perfil de sus máximos exponentes burocráticos.

No es un asunto de deficiente infraestructura, sino de la indecencia de altos mandos que han hecho del tráfico de indocumentados un negocio viento en popa, como polleros con blindaje del gobierno federal.

La intervención del gobierno federal es obligada para desinfectar a su representación de Migración, convertida en una cueva de Ali Babá y los 40 ladrones, donde con patente de corso se puede hacer negocio con seres humanos, a menos que su ineptitud sea la causa.

Por cierto, desde hace muchos años permanece abandonado un antiguo inmueble que ocupó la delegación de Migración en Chetumal, a espaldas de la avenida de los Insurgentes.

Abandonado a su suerte, es guarida de malvivientes y un foco de preocupación para decenas de familias, sin que las autoridades tomen nota del reclamo tan justificado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios