18 de Diciembre de 2018

Opinión

Mal líder y peor especialista

Despreciado por la base trabajadora, el dirigente del Sindicato de Trabajadores del ISSSTE en Quintana Roo, Tarquinio Ortega Otero...

Compartir en Facebook Mal líder y peor especialistaCompartir en Twiiter Mal líder y peor especialista

Despreciado por la base trabajadora, el dirigente del Sindicato de Trabajadores del ISSSTE en Quintana Roo, Tarquinio Ortega Otero, ha sido exhibido por hacer compromisos a espaldas de sus representados con tal de conseguirle un puesto de lujo a su hija, utilizando un liderazgo que ha inclinado a la traición y el chantaje, hasta convertirlo en su mina de oro inagotable.

Pues este personaje con especialidad en otorrinolaringología es considerado entre la clase política de Chetumal como el mejor médico en su ramo, sólo que muchos de sus pacientes afirman lo contrario.

Tarquinio vive de su fama, y en repetidas ocasiones ha dado cuenta de que lo suyo no es precisamente ser un buen médico, sino un mercenario, o por lo menos un especialista con muchas limitaciones para detectar y diagnosticar una enfermedad relacionada con su especialidad.

Conocemos el caso de un amigo periodista que durante varios años consultó con el mencionado médico especialista para tratarse una supuesta sinusitis crónica, pero que en realidad se trataba de un problema provocado por una fístula de Líquido Céfalo Raquídeo, que Tarquinio nunca pudo diagnosticar, aunque eso sí, cobró muy bien por su trabajo tan desubicado.

Es más, al no saber diagnosticar el problema de salud, pese a que en repetidas ocasiones el paciente le dijo que le escurría un líquido por la nariz, que tenía problemas para respirar y sufría de recurrentes dolores de cabeza, la respuesta fue que se trataba de una rinitis, después que era una rinofaringitis y por último una sinusitis.

Faltaría espacio para detallar los problemas que ha tenido que enfrentar ese amigo comunicador para buscar un tratamiento que solucione su padecimiento, el cual fue finalmente diagnosticado a tiempo por un médico responsable, evitando un daño irreparable.  

En síntesis, la fama de gran médico de Tarquinio es falsa, y por lo que vemos también deja mucho que desear como dirigente sindical, aunque la base trabajadora ya despertó.

Recordemos que una denuncia de trabajadores del ISSSTE en Chetumal destapó una cloaca de nauseabunda corrupción y tráfico de influencias por parte del líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE) en el estado, el conocido médico otorrinolaringólogo Tarquinio Ortega Otero, quien a base de presiones consiguió una posición burocrática de lujo en la dependencia para su hija Karina Ortega Fuentes.

En menos de un año que lleva al frente del sindicato, Tarquinio Ortega aprendió todas las mañas caciquiles que identifica a muchos de los dirigentes sindicales para enriquecerse a manos llenas y utilizar el poder que le da la posición para beneficiar a sus familiares cercanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios