16 de Octubre de 2018

Opinión

“Mamá, ¿ya te escribió mi jefa?”

Sin duda, uno de los temas en la agenda será los recientes impuestos a la comida chatarra y a las bebidas azucaradas.

Compartir en Facebook “Mamá, ¿ya te escribió mi jefa?”Compartir en Twiiter “Mamá, ¿ya te escribió mi jefa?”

Hoy el presidente Peña Nieto recibirá en Los Pinos a una de las mujeres más poderosas del mundo: Indra Nooyi, CEO y presidenta mundial de Pepsico. El motivo es la inauguración del Centro de Innovación para la Categoría de Productos Horneados de Pepsico México, en Apodaca, Nuevo León.

Este proyecto ampliará su portafolio de productos horneados, y esta obra es el primer eslabón de un plan de inversión por 5 mil mdd, 2014-2018, en el país. 

La decisión no fue complicada: México es el segundo mercado más grande afuera de EU. Pero, sin duda, uno de los temas en la agenda será los recientes impuestos a la comida chatarra y a las bebidas azucaradas. Según los resultados de la empresa, la iniciativa del gobierno federal ha funcionado: en el primer trimestre de este año los ingresos cayeron algo menos de un 10%, después de haber crecido en trimestres anteriores a un promedio de 7%. 

Recuerdo haber compartido una cena con ella hace unos años, cuando inauguró una planta en Guanajuato. Me impactó su personalidad: serena, mirando con sus profundos ojos negros directamente a cada persona y hablando en un tono de voz calmado y contundente. Aquella noche nos llenó de anécdotas de su mamá —que siempre le recuerda que ella es madre antes que presidenta mundial de una corporación— y de sus dos hijas. 

Este año en Davos, Nooyi contó que una de las claves para llevar adelante los cambios en la empresa (le han tocado épocas difíciles desde que tomó el control de Pepsico en 2006) fue cuidar al talento clave de su empresa y fundamentalmente a sus reportes directos. ¿Cómo les agradece a sus empleados? 

Envía una carta a los padres, y a cada miembro de su familia dándoles las gracias “por regalarles a su hijo que está trabajando en proyectos importantes y haciendo un trabajo maravilloso para Pepsico”.

Y en su conferencia en Suiza dijo también que fue una excelente idea: “Creo que un líder empresarial moderno tiene que establecer un vínculo fuerte entre los empleados y la empresa. Nos preocupa adquirir talento, nos preocupa deshacernos del personal cuando las cosas no van bien, pero nunca nos enfocamos en conectar con sus corazones”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios