25 de Septiembre de 2018

Opinión

Manlio Fabio Superstar salva al mundo

Beltrones agarró a los perredistas prácticamente como al Tigre de Santa Julia.

Compartir en Facebook Manlio Fabio Superstar salva al mundoCompartir en Twiiter Manlio Fabio Superstar salva al mundo

Qué bueno que en un mundo oscuro, donde impera la el caos y el desorden, existan héroes como Manlio Fabio Superstar siempre dispuestos a salvar el día. Mientras los maestros de la CNTE cerraban calles y avenidas para impedir que la democracia fluyera libre por el recinto de San Lázaro, estando, incluso, dispuestos a perseguir al cuerpo legislativo a los teibols y los restaurantes de lujo donde se la pasan bomba (todo con tal de luchar contra la reforma educativa, pero sobre todo para no tener que estudiar ni para los exámenes de sangre), don Beltrone estaba dispuesto hasta sesionar en la sala de su humilde morada. Y todo al ritmo de “Nadie va a detener las reformas que requiere el país”. 

Quizá por eso el líder de la bancada tricolor no les avisó a los perredistas de cómo iba a estar la onda, agarrándolos prácticamente como al Tigre de Santa Julia. Bien hecho, más ayuda el que no estorba.
Idea que va en sintonía con el anuncio de Robero Deschamps en el sentido de que el sindicato petrolero que dirige, no se va a manifestar contra la reforma energética, ni que fueran maestros.

Quieras que no, una luz democrática es una patria donde no se sabe qué es más opaco, el IFAI (que los chicos del PRIcámbrico temprano han convertido en una sucursal de Mordor en versión Godínez), el Sismológico Nacional (que por los números erráticos que maneja después de cada temblor cualquiera diría que está asesorado por el IFE) o la Secretaría de Hacienda (que por más que las instituciones financieras afirman que el crecimiento de la economía estará del nabo, insisten en que ya se escuchan los cencerros de las vacas gordas).

Y no es que uno esté contra los arreglos en lo oscurito —ya lo decía la inolvidable película A oscuras me da risa—, antes al contrario, pues ya se sabe que el sistema político mexicano padece de una muy tradicional fotofobia y alergia a la transparencia. La cosa es que cuando los enjuagues son demasiado laberínticos e intrincados cual discurso lopezportillista, la gente comienza a desconfiar. 

Mejor hacer las cosas de manera prístina como se vio en este periodo extraordinario de sesiones, con un elegante espectáculo estilo Las Lavanderas y Guerra de chistes de 500 diputados llegando al Centro Banamex, creyendo que les iban a abrir una línea de crédito.

En la SEP deberían seguir esta lógica y contratar al reggaetonero Daddy Yanqui para que escriba los libros de texto, ya que se ganó un premio por ser un tuitero con escasas faltas de ortografía. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios