18 de Octubre de 2018

Opinión

“Manos arriba” con las cuotas escolares

Ha comenzado el viacrucis de los padres de familia, previo al inicio del ciclo escolar 2014-2015, desde la adquisición del material escolar...

Compartir en Facebook “Manos arriba” con las cuotas escolaresCompartir en Twiiter “Manos arriba” con las cuotas escolares

Ha comenzado el viacrucis de los padres de familia, previo al inicio del ciclo escolar 2014-2015, desde la adquisición del material escolar, los uniformes y en muchos casos las llamadas cuotas voluntarias que en algunas escuelas se han convertido en aportaciones obligatorias, con la amenaza de no entregar documentación oficial o dejar al niño sin un cupo en el plantel.

A pesar de que el cobro de la aportación voluntaria –como pomposamente se ha dado en llamar a las cuotas– está prohibido por la Ley de Educación, todavía hay escuelas que las siguen exigiendo como si los ordenamientos legales fuesen letra muerta. Lo que hace falta es que la autoridad educativa sea más firme para en caso de comprobar estas irregularidades, tomar cartas en el asunto para evitar abusos contra los padres de familia.

Para muchos directores de escuela el pago de 300 pesos no es una cantidad onerosa, pero lo reprobable del asunto es que no tienen ningún derecho a pedir esa contribución, y menos condicionar la inscripción de un alumno o la entrega de su documentación escolar. Cuando la autoridad educativa sancione a quienes exigen la cuota voluntaria, comenzaremos a ver un cambio de actitud entre quienes todavía hoy piensan que pueden actuar con impunidad.

La situación económica del Estado es muy complicada, los sueldos no alcanzan para llevar una vida digna, el poder adquisitivo por tanto ha venido a la baja de manera preocupante, pero lo peor es que en el mediano plazo, no se percibe que las cosas vayan a mejorar para miles de personas que apenas logran subsistir con lo mínimo indispensable.

Cuando se acerca el inicio de un nuevo ciclo escolar, los padres de familia hacen cuentas y comienza su penar ante la imposibilidad de contar con los recursos suficientes para hacer frente a los gastos de sus hijos en la escuela. Lo menos que debe hacer la autoridad educativa es cerrar los ojos ante quienes todavía exigen la llamada cuota voluntaria, incluso de manera grosera, como si no supieran que su cobro está penado por la Ley de Educación

Y a sufrir con los útiles escolares

A una semana de que arranque formalmente el ciclo escolar 2014-2015 los padres de familia tendrán que enfrentar el gasto en útiles escolares, los cuales, según estadísticas de revistas especializadas, subirán sus precios en esta semana desde un ocho y hasta un 30 por ciento.

En Quintana Roo, la encargada de la oficina de la Profeco en la zona sur, Zazil Rodríguez Peraza, reconoció que este incremento en el costo de los útiles escolares es una realidad, y que la dependencia federal está atada de manos para intervenir, ya que aseguró que los precios de estos se rigen por la ley de la oferta y la demanda.

Por lo tanto, los vendedores de productos escolares aprovechando el auge del inicio de clases literalmente hacen su “agosto” al inflar los precios de los útiles, sobreprecio que pone presión a los bolsillos de miles de familias que tienen que ingeniárselas para afrontar los gastos.

De hecho la necesidad de adquirir los útiles escolares, uniformes y en algunos casos de pagar las ilegales “cuotas voluntarias”, obliga a muchas familias a recurrir a las casas de empeño las cuales gozan de un repunte de pignorantes en este mes, sólo superado por la temporada decembrina.

Pero aunque la escalada de precios es imparable hay algunos consejos que la misma Profeco da a los consumidores, como comprar los útiles escolares con la mayor antelación posible, comparar precios, no dejarse llevar por supuestas ofertas ya que a veces son engañosas, investigar si en la ciudad se realizará alguna feria o venta especial de útiles escolares, reciclar material escolar en buenas condiciones del ciclo anterior, entre otros.

Para proteger la economía familiar no está demás seguir estos consejos y evitar ser víctimas de los precios inflados o desproporcionados.

Partidos en “celo”

Mientras la cuenta regresiva hacia las elecciones federales de 2015 corre aceleradamente, el ambiente político empieza a calentarse y los partidos de todos colores y sabores andan alborotados, con las hormonas de la ambición a punto de ebullición y preparando el terreno para quedarse con las mejores “presas” en la contienda electoral.

Desde sus dirigencias nacionales cada partido ha desarrollado sus particulares estrategias con la idea de ganarse la simpatía de los ciudadanos utilizando distintas “banderas” para ponerse como defensores del pueblo.

Esas estrategias ya están en operación y en Quintana Roo no es la excepción, pues los tres partidos “grandes” –PRI, PAN y PRD- están metidos de lleno en la lucha, el primero para conservar su hegemonía, y los otros dos para intentar recuperar los espacios que han perdido.

El PRI, que es el rival a vencer en el Estado, ha desplegado sus armas utilizando su poderosa maquinaria política para posicionar la imagen de sus posibles candidatos a diputados federales, donde suenan fuerte ArletMólgoraGlover, José Luis “Chanito” Toledo y Berenice Polanco, todos ellos diputados locales, aunque tampoco se descarta al alcalde de Solidaridad, Mauricio Góngora Escalante.

Con recursos abundantes para apoyar a sus gallos, los posibles ungidos del tricolor aparecen un día sí y al otro también en los diarios, mientras sus imágenes circulan por miles en las redes sociales.

Con el sello del priismo, cuya maquinaria puede hacer cantar a las piedras, la diputada ArletMólgora es la que está en una posición privilegiada para quedarse con la candidatura a la diputación federal del Distrito II, con sede en Chetumal, ya que han nutrido a su equipo de trabajo y está enfocada en popularizar su nombre y su imagen con miras al 2015.

El resultado es que en las últimas semanas la legisladora ha metido más iniciativas de ley que en sus primeros seis meses de trabajo, además de que la publicidad ha logrado que de ser una completa desconocida para la ciudadanía, hoy sea una figura pública identificable.

Pero no es el único partido que está velando armas, pues el PAN y el PRD están haciendo lo propio siguiendo las indicaciones de sus Comités Ejecutivos Nacionales, que han emprendido estrategias muy similares para recuperar algo de respaldo ciudadano.

El PAN, por ejemplo, tomó la bandera del salario mínimo, y desde comienzos de esta semana inició una “consulta popular” en todo el país para recaudar firmas exigiendo que el salario mínimo aumente de manera significativa, al menos a 200 pesos, dicen.

Tanto su líder nacional como los dirigentes estatales niegan que sea una estrategia populista, aunque a todas luces lo es. Porque es claro que la ciudadanía firmará con gusto cualquier consulta donde le digan si cree que es necesario aumentar el salario mínimo, pero la cosa no es tan sencilla por las implicaciones que tiene con los empleadores, que difícilmente podrían pagar un salario significativamente mayor en las condiciones económicas actuales.

Tan sólo en Chetumal los panistas tienen la consigna de conseguir cinco mil firmas, cifra que no es descabellada pero que se antoja difícil de alcanzar por su reducida militancia. Tendrán que trabajar horas extra para alcanzar su meta.

Y es que el PAN se ha convertido en el eslabón más débil después de haber gobernado el país por dos sexenios, ya que las fracturas internas, la hipocresía de sus dirigentes y las luchas tribales provocaron una migración en masa de sus militantes a otros partidos.

Por eso están desesperados para ganar algo de credibilidad ante la población emprendiendo una cruzada que saben que no ganarán, ya que subir el salario mínimo no se logra nada más recabando firmas.

Por su parte, el PRD ha utilizado la supuesta defensa del petróleo comosu bandera rumbo a las elecciones, y al igual que el PAN está realizando una consulta popular sobre la controversial Reforma Energética, aprovechándose de un tema que a muchos preocupa y que piensan que les puede hacer ganar muchos votos.

El mayor riesgo que enfrenta el PRD se llama Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador que aunque acaba de nacer se mira fuerte y con posibilidades de aglutinar el voto de izquierda, gracias al desgaste que tiene la imagen del Sol Azteca.

Sin embargo en el Estado estos dos partidos enfrentan un grave problema más allá de que sus estrategias electoreras funcionen o no, y es la carencia de cuadros políticos fuertes, de candidatos que puedan competir en popularidad con los tricolores.

Con la caballada flaca en extremo, no parece que un par de consultas populares sobre temas sensibles puedan salvarlos de una anunciada hecatombe, al menos no en Quintana Roo.

¿Y la delincuencia…?

El azote de la delincuencia ha exigido al máximo a las corporaciones de Seguridad Pública, tanto estatal como a nivel municipal. Porque es evidente el fortalecimiento y ramificación de la delincuencia que golpea sin tregua, siendo cada vez más osada por la debilidad y escasa presencia de los policías.

Pero ante todo la coordinación debe ser estrecha en los mandos y corporaciones policiacas, a fin de que se cubran eficazmente las zonas más castigadas por los delincuentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios