20 de Octubre de 2018

Opinión

Manual de uso de la fuerza para las fuerzas armadas

Los hombres no son nada, los principios lo son todo.

Compartir en Facebook Manual de uso de la fuerza para las fuerzas armadasCompartir en Twiiter Manual de uso de la fuerza para las fuerzas armadas

La Secretaría de la Defensa Nacional publicó en el Diario Oficial de la Federación el Manual del Uso de la Fuerza, el cual será aplicable para personal del Ejército, de la Fuerza Aérea y de la Marina. El manual describe los conceptos del uso de la fuerza, las circunstancias en las que procede ésta y el tipo de armas y mecanismos, así como las situaciones que son excesos de la autoridad al momento de aplicarla.

Las acciones que el manual considera que constituyen un uso indebido de la fuerza por parte de los elementos castrenses son las siguientes.

a. Controlar a una persona con la aplicación de técnicas de defensa personal que restrinjan la respiración o la irrigación de sangre al cerebro.
b. Colocar a una persona esposada en una posición que restrinja su respiración.
c. Disparar desde o hacia vehículos en movimiento, excepto en aquellos casos en que, de no hacerlo, resulte evidente y notorio que el personal de las fuerzas armadas o terceros resultarán gravemente afectados y no hay otra alternativa para evitarlo.
d. Disparar a través de ventanas, puertas, paredes y otros obstáculos, hacia un objetivo que no esté plenamente identificado.
e. Disparar cuando hay un riesgo inminente para terceros.
f. Disparar para controlar a personas que solamente se encuentran causando daños a objetos materiales.
g. Disparar para neutralizar a personas cuyas acciones únicamente puedan producir lesiones o daños a sí mismas.

El documento también establece que uno de los deberes fundamentales de la autoridad para con la población es su identificación, a efecto de generar confianza en que la institución armada es la que despliega alguna actividad determinada, y pretende concientizar sobre las responsabilidades penal o administrativa en caso de un abuso.

Este documento normativo era una exigencia de Amnistía Internacional, que ha denunciado graves violaciones a los derechos humanos en México por parte de las fuerzas armadas. Su reporte inicia diciendo que en el sexenio pasado se ignoraron las pruebas de que las violaciones a las garantías individuales se estaban generalizando en México, y que había detenciones arbitrarias, tortura, desapariciones forzadas e incluso ejecuciones extrajudiciales. 

El nuevo gobierno, marca distancia: “Es cierto que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha reconocido algunos de estos problemas, pero las palabras no bastan para solucionarlos, considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias”.

Considero también esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho. Este nuevo Manual de Uso de la Fuerza para las fuerzas armadas debe hacerse extensivo a todas las corporaciones policíacas tanto municipales, estatales como federales y que en caso de no seguirlo tenga consecuencias jurídicas para aquellos que violenten los derechos humanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios