12 de Noviembre de 2018

Opinión

Me quejo, pero ¿hago algo más?

No quiero decir que estemos conformes y no podamos demostrarlo, pero es importante ser coherentes con lo que decimos y hacemos.

Compartir en Facebook Me quejo, pero ¿hago algo más?Compartir en Twiiter Me quejo, pero ¿hago algo más?

Bienvenido 2017, con muchos acontecimientos que no han hecho un buen inicio de año: atentados en Turquía, gasolinazo en México, incremento al gas LP, gente molesta, recordando promesas de campaña y de inicio del gobierno actual; en fin, muchos son los sucesos que no dejan un buen sabor de boca.

También tenemos claro que hasta el momento el Gobierno Federal no ha tomado las decisiones más acertadas, los encargados de impartir justicia, de la toma de decisiones, del control y buen manejo de la administración pública han  demostrado que la silla les queda demasiado grande. Del otro lado de la ventanilla están los que se quejan de todos los sucesos que están ocurriendo en el país; curioso es que la mayoría de éstos son los que votaron por quienes hoy nos dirigen. 

Con el propósito de iniciar un buen año, es importante tener una visión y una meta muy bien establecidas, con cimientos sólidos. Por ello la columna de hoy es una invitación a dejarnos de quejar por todo lo que está sucediendo, de invadir las redes sociales con información en ocasiones manipulada, amarillista y morbosa, porque lo único que genera es otorgarle herramientas a personas cuya razón de ser es hablar sin actuar, que es uno de los principales problemas que tiene México.

No quiero decir que estemos conformes y no podamos demostrarlo, pero es importante ser coherentes con lo que decimos y hacemos. El que nos suban el precio de la gasolina sí es un golpe muy importante a nuestra economía personal y familiar, y claro que molesta, sobre todo que vemos que lo que se recauda o ingresa de dichos incrementos no se invierte en nuestro país y seguimos sufriendo del mismo mal todos los años, pero quedarnos compartiendo en las redes imágenes, frases y videos no va a hacer que ingrese más dinero a tu cartera y que puedas costear los incrementos de los distintitos productos o servicios; el mal está hecho, inconfórmate pacíficamente y si logras un resultado positivo todo lo económico que hayas incrementado será un ahorro, pero, si no se logra nada, al menos podrás costear las alzas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios