18 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Mediatizar es igual a ensuciar?

Al rector le faltó de nuevo un poco de tablas en su comparecencia ante “los medios” el sábado pasado. Decir que el tema de la huelga se ha “mediatizado” y poner esta palabra como sinónimo de suciedad –“se ha ensuciado”, dijo.

Compartir en Facebook ¿Mediatizar es igual a ensuciar?Compartir en Twiiter ¿Mediatizar es igual a ensuciar?

La huelga en la Uady es un asunto de la mayor importancia para los medios de comunicación y la sociedad yucateca. Y lo es por una sencilla razón: la Uady es un ente público, que se sostiene con los impuestos que pagamos todos, y es el reservorio de la inteligencia indispensable para que progrese el Estado.

Es ahí donde se forman los profesionales que se ocupan de asuntos torales que van desde nuestra salud hasta nuestra contabilidad y la construcción de calles y casas. De modo que si por mediático entiende el MVZ José de Jesús Williams que es de interés para los medios, estamos de acuerdo.

Al rector le faltó de nuevo un poco de tablas en su comparecencia ante “los medios” el sábado pasado. Decir que el tema de la huelga se ha “mediatizado” y poner esta palabra como sinónimo de suciedad –“se ha ensuciado”, dijo- y que hay algún interés torcido o algún asunto personal y eso está impidiendo el acuerdo con los huelguistas, da pie a una enorme gama de suspicacias.

Yo  creo que el Dr. Williams tendría que ser más preciso y citar con pelos y señales a quienes han ensuciado el movimiento que tiene todo lo necesario para ser legal y así lo han reconocido las autoridades competentes. ¿Será que éstas lo ensuciaron? ¿Será que “los medios”? ¿Serán interesados de dentro o de fuera en que el MVZ no pueda ejercer su rectoría? Que lo diga el doctor .

Otro tema es el de los salarios. El rector Williams no tiene por qué dar explicaciones de lo que gana. El no se puso ese sueldo –otra cosa es que sea desproporcionado con la realidad económica del país-. Si le remuerde la conciencia, puede donar una parte, eso sí, por ejemplo a becas para hijos de los trabajadores universitarios. Decir que se paga en esas estratosféricas proporciones para que no haya fuga de cerebros no se compadece con la realidad.

Grandes cerebros yucatecos –el médico Luis Rosado López, los astrónomos Arcadio Poveda Ricalde y Luis Felipe Rodríguez Jorge y el lingüista Ramón Arzápalo Marín, por mencionar cuatro-, no están aquí sino en otras latitudes, se fugaron hace años.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios