18 de Enero de 2018

Opinión

Mejores personas

James Hudziak, uno de los grandes estudiosos de la mente y autor de estudio que comento a continuación, dijo algo que sorprendió a muchos por lo increíble y por la gran verdad...

Compartir en Facebook Mejores personasCompartir en Twiiter Mejores personas

James Hudziak, uno de los grandes estudiosos de la mente y autor de estudio que comento a continuación, dijo algo que sorprendió a muchos por lo increíble y por la gran verdad que conlleva: “Un violín puede ayudar más que un frasco de pastillas a un niño con trastornos”.

La música es una gran aliada en los tratamientos para niños con algún tipo de problema como depresión, agresividad o falta de concentración. 

Muchas veces las pastillas son la salida más rápida y fácil, pero hay interesantes alternativas que podrían mejorar su estado, como por ejemplo, tocar un instrumento. Psiquiatras del Colegio Médico de la Universidad de Vermont estudiaron los efectos de la música en niños con problemas, y sugieren que tocar un instrumento es más eficaz que las pastillas para los niños con trastornos psicológicos.

Les ayuda a centrar su atención, controlar sus emociones y disminuir la ansiedad. 

El estudio publicado en Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry es el más importante que se ha realizado sobre los efectos de tocar un instrumento en el desarrollo cerebral. 

En él participaron 232 niños de entre seis y 18 años, a quienes se les realizaron escáneres cerebrales para identificar cómo la música afectaba diferentes regiones de su cerebro. 

El estudio confirma algo que ya se sabía, que la práctica musical afecta a las neuronas de la región motora, ya que exige control y coordinación de los movimientos. 

Pero también se detectaron engrosamientos y adelgazamientos en la parte de la corteza cerebral vinculada a la memoria de trabajo, el control de la atención, la organización y planificación, la inhibición de los impulsos y el procesamiento de las emociones.

Un comportamiento que podría ayudar a los niños con problemas psicológicos como ansiedad, depresión, dificultades para concentrarse, agresividad y pérdida de control de los impulsos. 

Yo convoco a invertir en música y no digo invertir más porque no se invierte. Tendríamos mejores personas, mejores profesionistas, mejores ciudadanos y, por ende, un mejor país en todos los aspectos y niveles; no quiero hacer de todos músicos, pero el hecho de haber estado en un ambiente musical los hace ser mejores. 

Descanse en paz mi querido amigo Juan José Morales. Hasta la próxima semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios