22 de Septiembre de 2018

Opinión

Mérida y sus aguas negras

En Francia, más del 95% de las aguas negras de origen doméstico reciben tratamiento antes de su reutilización.

Compartir en Facebook Mérida y sus aguas negrasCompartir en Twiiter Mérida y sus aguas negras

Hace ya más de treinta y cinco años que se ha intentado abordar el problema del drenaje sanitario de Mérida (en realidad en todo el Estado), hasta el momento con poco impacto en la mitigación del deterioro de la calidad de nuestro acuífero subterráneo. Reiteradamente he manifestado que:

En todo México la infraestructura sanitaria de las ciudades se ha construido bajo el esquema “a fondo perdido”, utilizando créditos, mezcla de recursos, fondos federales, etc.

En nuestro caso, quienes vivimos aquí en Yucatán hemos tenido que invertir importantes cantidades para contar con un equipamiento de tratamiento y descarga de nuestras aguas negras, debido a que la infraestructura municipal no nos ofrece una red de drenaje sanitario. 

Por eso será importante considerar el diseño de un esquema de financiamiento del proyecto que minimice el impacto en la economía de todos nosotros.

La solución que se estructure deberá contener una mezcla de alternativas técnica, económica, ambiental y socialmente viables, es decir, con integralidad, que parta de la situación actual, considerando y aprovechando las instalaciones existentes en cada predio, por lo que lo primero debe ser un claro y completo diagnóstico de la situación actual, para construir un marco de referencia real.

Es necesario iniciar, con la participación de universidades, institutos superiores, centros de investigación, dependencias del sector público y agrupaciones profesionales, el acopio de tecnologías viables para estructurar una solución a este serio problema. Hoy día en Mérida los nuevos fraccionamientos tienen sistemas de drenaje sanitario y una planta de tratamiento, es decir, hay más de 30 plantas con una gran variedad de diseños, lo que implica un alto costo de operación y mantenimiento.    

No olvidemos el caso de Francia, donde más del 95% de las aguas negras de origen doméstico reciben tratamiento antes de su reutilización o descarga a un cuerpo receptor; sin embargo, menos del 60% descargan sus aguas negras a una red municipal, en donde cada vivienda cuenta con un tanque séptico de capacidad suficiente para operar algunos días, recolectándose el volumen almacenado para conducirlo a la planta de tratamiento más cercana; que nos sirva de referente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios