26 de Septiembre de 2018

Opinión

Mérida y sus inaplazables desafíos

Quienes proponen nuevos y externos desarrollos de la ciudad no están asumiendo la responsabilidad de pensar primero en la conectividad urbana.

Compartir en Facebook Mérida y sus inaplazables desafíosCompartir en Twiiter Mérida y sus inaplazables desafíos

El desafío de nuestra Mérida actual está en su irregular y desconectada superficie, muy lejos de ser un espacio ordenado y bien comunicado que asegure la calidad de vida de sus  habitantes en un futuro no tan lejano; hoy tenemos la responsabilidad de hacer un alto en el camino y definir la ciudad en la que queremos vivir, procurando asegurar sus mejores condiciones de movilidad; ya es hora de dejar de pensar en el automóvil particular y darle a los medios de comunicación las prioridades adecuadas: en primer lugar el peatón, luego el transporte público, después la bicicleta y al final el automóvil. 

Quienes proponen nuevos y externos desarrollos de la ciudad no están asumiendo la responsabilidad de pensar primero en la conectividad urbana, en las infraestructuras de servicio, en los equipamientos urbanos, y su visión se limita a las condiciones de lo que dentro de la superficie a desarrollar deba existir, sin una visión de integralidad y de integración a la ciudad.

No podemos seguir con el inadecuado crecimiento de la ciudad de los últimos diez años, condenando a las nuevas generaciones de meridanos a tener que sentarse a esperar que se mejoren la conectividad y el transporte público, compromiso que debe ir acompañado de un amplio programa destinado a dotar a la ciudad de un seguro y amplio equipamiento de aceras.

Pero las propuestas de crecimiento que se escuchan están cada vez más alejadas e incomunicadas, por lo que tenemos que definir, antes de aprobar las nuevas ideas de fraccionamientos y otros usos del suelo, la estructura de la Mérida del futuro, para que en ese modelo de infraestructura se alojen los nuevos proyectos, debiendo sus proponentes asumir responsabilidades de manera integral; ya basta de aprobar proyectos y proyectos de manera individual: todo debe evaluarse y autorizarse estableciendo las formas de convivencia equitativa y complementaria, en una ciudad con un marco de logística en mejora continua.

Adicionalmente, ver esos enormes traileres estrangulando nuestras estrechas calles es algo aberrante; debe establecerse una red de terminales de carga y condicionar el tamaño de los vehículos que puedan transitar por dentro del Periférico, y sus horarios de circulación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios