24 de Septiembre de 2018

Opinión

Mérida, su espacio y su futuro

La mayoría de las grandes ciudades hoy crecen más lento en superficie que su población total.

Compartir en Facebook Mérida, su espacio y su futuroCompartir en Twiiter Mérida, su espacio y su futuro

En los últimos años, debido a la influencia de la globalización y a la migración por diferentes factores, como la inseguridad, la salud y la educación, se han desarrollado cambios dramáticos en la estructura de muchas ciudades y en su desarrollo urbano, hecho del que Mérida no es ajena. Estos factores han hecho necesario ampliar el modelo tradicional de crecimiento de las ciudades, su desarrollo urbano, estableciendo nuevas fases, nuevos modelos y nuevas infraestructuras. 

En nuestra ciudad cada día es mayor la necesidad de nuevos equipamientos para vencer las distancias (autopistas, sistemas de transporte), elementos que parecemos olvidar, dejando los problemas de conectividad en manos del automóvil, lo que no es una solución sino un preocupante cambio en las formas de vida, con las consecuentes demandas e impactos sobre el medio ambiente.

Bajo la influencia de estos factores, a pesar de la existencia de excepciones, como nuestra Mérida, la mayoría de las grandes ciudades hoy crecen más lento en superficie que su población total; se dice que nos acercamos a un “fin del éxodo”, en un sistema de ciudades en las que el crecimiento urbano tiene una nueva dimensión, en donde las áreas periféricas se han vuelto más dinámicas que las áreas centrales de éstas, generalmente abandonadas.

Sin embargo, los resultados son muy diferentes de una ciudad a otra; si en muchos casos se puede observar que la creciente suburbanización de tendencias post-suburbanas está siendo reemplazada, la evolución de estas tendencias en casos como el nuestro es muy difícil de alcanzar, en el marco de la expansión incontrolada.

En Mérida, todavía nos encontramos en una fase en donde los nuevos fraccionamientos, incluyendo equipamientos de espectáculos, así como comerciales y educativos, a pesar de que están todavía dentro de la frontera administrativa de la ciudad, no se insertan en un programa de desarrollo urbano a largo plazo. 

Estos nuevos espacios residenciales y “nuevas ciudades”, como el caso de Ciudad Caucel, que surgen en los “espacios verdes”, más allá del verdadero entorno de urbanización, siguen dependiendo administrativa y laboralmente del centro de la ciudad. Todos somos Mérida, es nuestra casa, cuidémosla.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios