14 de Diciembre de 2017

Opinión

Miles de leyes y pocos resultados

Uno de los fundamentos de la legitimación del poder es brindar seguridad a los ciudadanos...

Compartir en Facebook Miles de leyes y pocos resultadosCompartir en Twiiter Miles de leyes y pocos resultados

 

Uno de los fundamentos de la legitimación del poder es brindar seguridad a los ciudadanos, premisa que se ha vuelto bastante complicada de cumplir, cuando menos en Quintana Roo, por el aumento criminal, la tecnificación del delito y la evolución de los medios para transgredir la ley y sus perpetradores.
 
La principal forma que los gobiernos han utilizado para hacer frente a la delincuencia es la represión legitimizada en los códigos penales; estas son necesarias para la convivencia pacífica, pero no han dado del todo respuesta al problema, puesto que el ascenso del fenómeno delictivo es una realidad, provocando acrecentamiento en los índices de violencia e inseguridad ciudadana y jurídica.
 
Pero si las leyes, penas, códigos, políticas criminales represivas, y todo el aparato penal no han sido suficientes, ¿qué queda por hacer? Si bien se ha avanzado mucho con la modernización de las leyes y procesos judiciales, la organización estructurada de las instituciones públicas que conforman el sector justicia, la designación de nuevos jueces, fiscales y defensores públicos, y la creación de nuevos juzgados, como son los de familia, el engranaje no está terminado, por muy operativo que sea un proceso, si sus operarios no lo son, este nunca será funcional.
 
Se debe hacer un diagnóstico real al sector justicia que tome en cuenta la influencia que ejercen las condiciones económicas, emocionales, sociales y ambientales en las que vive y se mueve el criminal, factores como edad, sexo y nivel de escolaridad, particularidades que forman parte del móvil de la infracción a la ley.
 
Como ciudadanos tenemos la obligación de promover el estado de Derecho, incluyendo programas encaminados a la prevención comunitaria del delito principalmente en los sectores más sensibles, se debe crear una mesa o comisión especializada en prevención con todos los mecanismos necesarios para la correcta ejecución de programas preventivos del delito.
 
Es increíble ver que todos los días existen robos de vehículos y cristalazos en lugares públicos, y peor aún, a plena luz del día, lo que significa dos cosas: que a los delincuentes ya les vale la policía o que hay colusión para los actos ilícitos.
 
Buena actividad legislativa
 
Este 2012 ha sido un año bastante difícil y lleno de presiones, negociaciones y, porque no, algunas traiciones dentro del Poder Legislativo del estado, sobre todo por temas como el caso Edith Mendoza Pino, la aprobación de créditos para los ayuntamientos y revisión de cuentas de los municipios, entre otros asuntos de interés general.
 
Ha sido un año en donde la mayoría de los diputados han mostrado que cuando se quiere trabajar se puede, y más aún cuando existen fuerzas políticas contrarias al partido en el poder, salvo algún “norteado” que no ha querido, o más bien no ha entendido que la política en los tiempos actuales no se trata de denostar, criticar o acusar sin sustento a nadie, y me refiero a Antonio Meckler Aguilera, pero ese asunto lo dejaremos para después.
 
Todo lo anterior se ha logrado gracias a un excelente liderazgo político que existe dentro del Congreso del estado, Eduardo Espinosa Abuxapqui, personaje ampliamente conocido por todos los sectores de la población, y sobre todo del ámbito político, quien ha sabido llevar correctamente la batuta del Palacio Legislativo y sabe perfectamente aplicar la palabra “cabildear” cuando es necesario.
 
Además, ha creado un Congreso moderno y cercano a la gente, además de que en estos momentos es el eslabón más preciado de los políticos del sur del estado, aunque a muchos no les guste.
 
El papel que desempeñó como presidente municipal de Othón P. Blanco, secretario de Gobierno, diputado federal, y ahora como legislador, local ha originado que su nombre esté de nueva cuenta en la mesa para ocupar un cargo de elección popular, pudiendo hacer historia como el primero en ser dos veces presidente municipal de la capital.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios