18 de Noviembre de 2018

Opinión

Morbo y panuchos

Cindy Vanessa cometió un error, no un delito, al confiar en determinada persona que le tomó fotografías encuerada, que llegaron a las redes sociales.

Compartir en Facebook Morbo y panuchosCompartir en Twiiter Morbo y panuchos

De pocas pulgas el escándalo morbológico registrado en redes sociales en Yucatán y, particularmente, en Puerto Progreso, con la circulación en el ciberespacio de las fotos de la adolescente Cindy Vanessa Coral Uribe, totalmente desnuda, y quien originalmente fuera “destituida” como Reina de la Marina de esa comunidad costera.

Pero, al final, no sucedió nada. Fue lo mejor.

Y qué onda con las huestes panistas que, al final, se reagruparon y salieron a volantear el domingo para explicarle a la ciudadanía el litigio o pleito que se traen el Ayuntamiento de Mérida y la empresa de Jalisco ABC Leasing, por el caso de las luminarias apagadas y en pésimo estado que adquirió la anterior administración priista que presidió la actual senadora Angélica Araujo Lara y su sucesor, el “equis” pero no por ello menos “abusadillo”, Alvaro Omar Lara Pacheco, pariente de la ex mandataria Ivonne Ortega Pacheco.

PRIMERA CAIDA.- ¿Hasta dónde llegarán los excesos en las redes sociales? El caso de la chavilla progreseña Cindy Vanessa es un ejemplo más de los abusos y más cuando se ventilan en un medio escrito sin pudor alguno. La muchacha, como se ha mencionado, cometió un error, no un delito, al confiar en determinada persona que le tomó fotografías totalmente encuerada y que comenzaron a circular en las redes sociales. Independientemente del morbo que, lógicamente, ocasionaron las atrevidas fotos para una chica de 17 años de edad, es urgente regular la difusión de imágenes que puedan ocasionar un daño moral, en este asunto, a menores de edad.

SEGUNDA CAIDA.- Pero también lo es más valorar la ética de los medios de cualquier índole  que se prestaron a difundir a Cindy Vanessa como Diosito la trajo al mundo, pero más de una década después. La muchacha, al final, siguió como Reina de la Marina pero no olvidará esta etapa de su vida. Para ella, también una dosis de calmantes, sólo para apaciguar sus incipientes deseos de figurar en la farándula. Ya tendrá más edad para decidir sobre su vida particular, pero no estaría mal que se alejara de las amistades que la traicionaron y causaron un bochornoso momento a sus familiares y a ella. Para el medio que ventiló todas sus fotografías, un tache total a su supuesta ética periodística.

TERCERA CAIDA.- Los panistas se reagruparon el domingo y salieron en defensa de su alcalde, Renán Barrera Concha, en el lío que se trae la Comuna y la empresa jalisquilla por las famosas luminarias de fabricación china, en su gran mayoría, más chafas que la senadora Luz María Beristain. Ya era momento de que salieran a las calles y se olvidaran de sus problemas internos, porque de que los hay, los hay. De entrada, quién para la alcaldía en 2015: ¿Raúl Paz, Salvador Vitelli o Mauricio Vila? ¿O surgirá otro caballo? Al menos, Renán ya sintió el apoyo de sus correligionarios de partido, pues se estaba quedando solito.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios